Un terremoto de magnitud 6.6 causa al menos 30 muertes en Tíbet

Un temblor de tierra deja 72 muertos y destruye varias decenas de casas en Kirguizistán

Bishkek (Kirguizistán) - 06 oct 2008 - 14:36 UTC

Un terremoto de magnitud 6.6 en la escala de Richter en Tibet hoy ha matado, al menos, a 30 personas, dejando numerosos cuerpos sepultados bajo los escombros. Las víctimas se encontraban cerca del epicentro en Gedar, a 80 kilómetros de la capital del país asiático, ha informado la agencia de noticias Xinhua.

"Varias personas resultaron heridas y varias viviendas se derrumbaron en el epicentro, cerca de la localidad de Ningzhong. Estamos tratando de conocer el número exacto", ha asegurado el director del Departamento Sismológico Regional de Tibet, Zhu Quan.

El temblor, que se produjo a las 10.30 según el Centro de Vigilancia Geológica de Estados Unidos, se alargó en torno a un minuto, registrándose hasta quince réplicas de entre 3 y 4.1 grados según la red sismológica regional, hora española, derribó numerosas casas y un miembro del gobierno ha asegurado que todavía "hay personas bajo los restos derruidos de los edificios" y ha añadido que el tráfico y las telecomunicaciones han quedado interrumpidos y que ya se dirigen a la zona soldados y equipos médicos para atender a los heridos.

El seísmo se ha podido sentir hasta en Lhasa, la capital del país, aunque allí no ha provocado daños y los comercios permanecen abiertos.

72 muertos en Kirguizistán

El terremoto de Tíbet se produce después de que otro temblor de tierra, de magnitud 6.3 en la escala de Richter, sacudiera el sur de Kirguizistán. El seísmo se producía pocos minutos antes de la media noche del lunes y se llevaba la vida de al menos 72 personas y ha destrozado decenas de casas en el país centroasiático, según el Ministerio de Emergencias. "Seguimos con las operaciones de rescate para ver si hay alguien enterrado entre los escombros", declaró un portavoz del Ministerio de la provincia de Osh.

El seísmo, de 6.3 grados según el Centro de Vigilancia Geológica de Estados Unidos, se ha sentido a última hora de la tarde de este domingo en la zona en la que convergen Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán, una de las zonas más pobladas de Asia Central.

El portavoz ha señalado que unas 50 personas han resultado heridas y al menos 128 casas han quedado destruidos en Nura, una pequeña aldea montañosa situada en la frontera con China, añadió. "Algunos están gravemente heridos", ha precisado.

El Ministerio y el Ejército han enviado más equipos de rescate y médicos a la aldea, cuya población apenas llega a los mil habitantes. El presidente del país, Kurmanbek Bakiyev, podría visitar Nura este martes, según fuentes del Gobierno. La Embajada rusa en Kirguistán ha anunciado el envío de ayuda humanitaria.

Lo más visto en...

Top 50