Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis económica golpea a la Corona británica

El Gobierno británico rechaza dar más dinero a la reina Isabel II, que había pedido un aumento para hacer frente a sus gastos

La Corona también tiene que ahorrar. Ese es el mensaje del Gobierno británico a la reina Isabel II tras pedir un aumento de dinero para los gastos de su mantenimiento. Tesoro británico se ha negado.

Según publica The Independent, los responsables de las finanzas de la reina han solicitado en secreto un aumento de dinero para evitar que la monarquía entre en crisis económica en el año 2011, pero el Tesoro británico se ha negado a agregar un solo penique. Los colaboradores de la Isabel II han informado al Gobierno de que las finanzas de la monarquía han sido erosionadas por la inflación y se necesita más dinero para financiar las actividades oficiales de la Familia Real y el mantenimiento de sus diversos palacios y residencias.

Según la información, Isabel II necesita aumentar los 15 millones de libras (18.9 millones de euros) que invierte en el mantenimiento de las propiedades de la Corona y los 7.9 millones (casi 10 millones de euros) de la llamada lista civil, con los que se financian las actividades oficiales de los miembros más destacados de la Familia Real. Sin embargo, la actual crisis económica global ha hecho profunda mella en el presupuesto del Gobierno laborista, que asegura no poder atender esa petición extraordinaria de fondos.

Si el Gobierno no acude en su ayuda, la Reina no conseguirá un equilibrio de sus cuentas en los tres próximos años, según la empresa de contabilidad Baker Tilly. Al actual ritmo de gasto de la monarquía, para el año 2011 la factura por financiación de las funciones oficiales de los miembros se habrá duplicado con respecto al monto actual.