Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba acepta iniciar un proceso de diálogo político con la UE

La Habana fija las pérdidas por los huracanes en 5.000 millones de dólares

El gobierno cubano ha aceptado la propuesta de la Unión Europea de iniciar un diálogo político bilateral que incluya el tratamiento de asuntos sobre los que hay importantes diferencias, como el de los derechos humanos. Según La Habana, aunque para la isla no son aceptables los "cuestionamientos" que hacen los Veintisiete "sobre el sistema político, económico y social cubano", tras el levantamiento de las sanciones impuestas a Cuba en 2003, decidido por la UE el 23 de junio de 2008, se dan las condiciones para iniciar un diálogo formal con Bruselas.

El pasado 3 de septiembre la Cancillería cubana respondió positivamente a la iniciativa europea en una nota verbal dirigida a la embajada de Francia. En ella fija su posición sobre el texto de las conclusiones adoptadas por la UE el 23 de junio, en el que Bruselas criticaba la falta de libertades políticas en la isla y demandaba la liberación de todos los presos políticos, al tiempo que invitaba a las autoridades a dialogar.

La Habana considera que la UE "nuevamente emite juicios de valor sobre temas que competen única y exclusivamente la soberanía del estado cubano", y rechaza "la autoridad" de los Veintisiete para juzgar el sistema político cubano. Eso sí, las autoridades valoran como una "rectificación necesaria" el levantamiento definitivo de las sanciones - impuestas en 2003 a raíz del encarcelamiento de 75 opositores -, y hacen constar que la negociación en el seno de la UE para eliminarlas "fue una decisión difícil", debido en parte a las "fuertes presiones" del Gobierno de Estados Unidos y a las posiciones de sus más cercanos aliados europeos.

Dicho esto, y expresado el rechazo a la Posición Común, vigente desde 1996 y que condiciona las relaciones de la UE con la isla al avance en la situación de las libertades políticas y los derechos humanos, La Habana se muestra de acuerdo en iniciar el diálogo, por constatar que "este se ofrece sobre bases recíprocas, con carácter incondicional y no discriminatorio".

Ahora habrá que definir a que nivel se establece, en qué plazos y dónde se realizan las primeras conversaciones. Los plazos deberían ser breves, antes de que termine la presidencia francesa, pues en enero comienza la de la república Checa, que sostiene posiciones duras hacia la isla. Tras recordar que la primera reacción de Fidel Castro al levantamiento de las sanciones fue calificar de "hipócrita" la decisión europea, fuentes europeas valoraron de "positiva" la respuesta cubana y consideraron que "el modelo" de diálogo puede ser parecido al abierto por España en 2004. La respuesta cubana ocurrió pocos días después de que el huracán Gustav asolara la provincia occidental de Pinar del Río, pero no tiene que ver con la catástrofe, opinaron las fuentes europeas.

El lunes, las autoridades dieron a conocer el primer balance oficial de pérdidas: Gustav y Ike dejaron en Cuba siete personas muertas y 5.000 millones de dólares en pérdidas por la destrucción de casas, cultivos e infraestructuras económicas, según un "informe preliminar". El Gobierno dijo que la acción combinada de los dos ciclones es la "más devastadora en la historia de los huracanes en Cuba". "Evaluaciones muy preliminares de los daños acaecidos en los menos de diez días que impactaron el territorio nacional ambos huracanes cifran las pérdidas en alrededor de 5.000 millones de dólares". Según las autoridades, más de 444.000 casas fueron dañadas, 63.249 derrumbadas totalmente y el resto con pérdidas de techo y otras averías. Más de 200.000 personas estarán sin vivienda "por un tiempo", asegura el informe oficial.

Un centenar de intelectuales y artistas cubanos, entre ellos la ex bailarina Alicia Alonso y los músicos Silvio Rodríguez, Chucho Valdés y Pablo Milanes, han pedido hoy a sus colegas en el mundo que ante la magnitud de la catástrofe "reclamen el inmediato levantamiento del criminal bloqueo norteamericano y promuevan acciones de solidaridad y ayuda" hacia la isla.