Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medvédev garantiza la continuidad del suministro energético a la UE

El nuevo presidente ruso se reúne con la canciller alemana, Ángela Merkel, en Berlín y aboga por un pacto de seguridad más amplio

El nuevo presidente ruso, Dimitri Medvédev, ha garantizado hoy a la canciller de Alemania, Angela Merkel, la continuidad en las relaciones bilaterales y el suministro energético al continente europeo con el proyectado gasoducto del Mar Báltico. Al inicio de su primer viaje oficial a un país de Europa Occidental, Medvédev, quien asumió la presidencia rusa hace un mes, también ha abogado por la necesidad de un pacto más amplio de seguridad para solucionar temas clave que dividen al continente.

Tanto Merkel como Medvédev han defendido los planes para construir un oleoducto en el Mar Báltico que lleve gas desde Siberia a Europa, un projecto que ha despertado preocupaciones ambientales y de seguridad energétia en algunos países escandinavos y del este de Europa. "El gasoducto, pese a la reticencia de algunos países y problemas en la obtención de permisos es un gran proyecto estratégico que aportará seguridad energética a Europa", ha dicho Medvédev tras su primer encuentro como jefe del Kremlin con Merkel.

"Sin energía, el desarrollo de la Unión Europea no será tan rápido como todos deseamos", ha agregado Medvédev, ex presidente del consorcio energético ruso Gazprom, socio mayoritario del gasoducto, en el que también participan empresas alemanas.

Merkel ha insistido en que "el gasoducto no va contra los intereses de nadie", aunque sin citar a Polonia y países escandinavos que deberán conceder licencias para la instalación de la red, lo que según organizaciones ecologistas causará daños al ecosistema marino. "Estoy segura de que las dificultades se superarán", ha asegurado la canciller, a lo que Medvédev ha añadido que "personalmente opino lo mismo, de ahí, que el objetivo siga siendo el 2010 ó 2011".

La canciller alemana ha reconocido haber hablado también con Medvédev sobre Derechos Humanos, como demandaban organizaciones no gubernamentales, pero dijo haberlo hecho de forma muy general: "Es nuestro primer encuentro y su mandato acaba de comenzar", ha explicado.

Alemania es el primer país occidental que visita Medvédev, una elección que, según sus palabras "confirma la importancia que otorga Rusia a sus relaciones con este país".

Más seguridad continental

Medvédev ha aprovechado su visita a Berlín para asegurar que Rusia se convertirá en una parte órganica de la civilización europea, pero quiere ser tratada justamente por sus socios. Ha afirmado que quiere una comunidad Euro-Atántica más amplia, que incluya a Rusia, para evitar confrontaciones, y ha planteado un nuevo pacto de seguridad.

"Al derrocar el sistema soviético y rechazar su resurgimiento, Rusia ha sentado las bases para formar un Estado compatible con el resto de Europa", ha afirmado Medvédev durante una reunión con líderes políticos y empresariales alemanes.

"Muchos se preguntan hoy qué tipo de política se puede esperar de Rusia. Diré esto desde el principio: en asuntos internacionales así como domésticos, en primer lugar y por encima de todo insistiremos en la supremacía de la ley", ha dicho el líder ruso, quien sustituyó a Vladímir Putin en la presidencia.

Medvédev ha sugerido que integrar a Rusia en la comunidad Euro-Atlántica podría ser de ayuda y ha planteado la creación de un nuevo pacto de seguridad más amplio que resuelva las diferencias. "Sería un pacto regional, basado en los principios del Capítulo de la ONU que aclararía, finalmente, el significado del factor poder en las relaciones dentro de la comunidad Euro-Atlántica".

Ha agregado que el pacto resolvería los intereses de seguridad entrelazados y el problema del control de armas. "Estoy convencido de que los problemas de Europa no serán resueltos hasta que se alcance una unidad orgánica de todas sus partes históricas, incluida Rusia".