Las autoridades chinas temen que la cifra de muertos alcance los 20.000

El último balance recoge 14.866 fallecidos.- Más de 2.000 soldados se dirigen a una presa cerca de una ciudad en Sichuan, para tapar grietas "extremadamente peligrosas".- Rescatada con vida una embarazada de ocho meses, tras 50 horas atrapada entre los escombros

La cifra de muertos por el terremoto en China se ha incrementado hoy en miles, mientras las autoridades han enviado a más de 2.000 soldados para tapar las grietas "extremadamente peligrosas" en una presa ubicada en la provincia de Sichuan, cercana a una de las ciudades más golpeadas por el seísmo, según la agencia de noticias estatal Xinhua, citada por la cadena estadounidense CNN.

Las autoridades chinas temen que la cifra total de fallecidos se eleve a 20.000, tras dar por muertos a unos 7.700 vecinos del distrito de Wenchuan, epicentro del terremoto del pasado lunes. Sin embargo, el último balance oficial en la provincia de Sichuan recoge a 14.866 personas fallecidas, mientras 26.000 se encuentran aún enterradas bajo los escombros y unas 14.000 están desaparecidas. Más de 64.000 personas muestran heridas de consideración.

Más información
China busca a miles de víctimas que siguen atrapadas bajo los escombros

Pero no todos son malas noticias. En medio de la desesperación y el desastre, los cuerpos de rescate han logrado salvar a una mujer embarazada de ocho meses. Zhang Xiaoyan pasó 50 horas atrapada entre los escombros después de colapsar el edificio de apartamentos donde vivía en Dujiangyan. "Estamos muy contentos. Hemos estado aquí gritando durante dos días", ha dicho Pan Jianjun, un familiar de la mujer. "Pero aún hay otras tres personas allí haciendo sonidos".

En Mianzhu, donde ya se han confirmado miles de muertos, unas 500 personas han sido rescatadas con vida de los edificios derrumbados y en Hanwang, un pueblo cercano a esa ciudad, los equipos de salvamento han mantenido a una niña con alimentos y agua mientras luchan por liberarla de las ruinas de una escuela.

Un desastre peor de lo anticipado

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El temor del Gobierno chino ha sido comunicado por He Biao, subsecretario general del gobierno de la prefectura de Aba. El subsecretario ha dicho que sólo 2.300 personas han sobrevivido a la catástrofe en la ciudad de Yingxiu, por lo que se cree que los otros 7.700 residentes estén muertos, ha informado la agencia Xinhua. Desde que el seísmo de 7,9 grados sacudió al gigante asiático el recuento oficial de muertos, heridos, sepultados, desaparecidos y evacuados no ha hecho más que aumentar.

"La situación en Yingxiu es todavía peor de lo esperado", ha explicado un funcionario local. En la vecina ciudad de Shuimo, donde viven 20.000 personas, carreteras y puentes quedaron gravemente dañados por el seísmo, por lo que los equipos de rescate no han podido llegar, y la población se encuentra muy necesitada de alimentos, medicinas y agua.

"Muchas ciudades y pueblos del distrito (de Wenchuan) han sido reducidos a escombros", ha explicado Wang Yi, oficial de la tropa de la policía armada que cubre esa zona. Más de 50.000 efectivos del Ejército de Liberación Popular (ELP, el mayor del mundo con 2,3 millones de efectivos) trabajan a contrarreloj para intentar rescatar a los supervivientes de esta catástrofe transcurridas 48 horas desde el sismo. Ante la dificultad de acceder a la zona del desastre, alrededor de 100 soldados de elite saltarán en paracaídas en breve para iniciar las labores de socorro.

Los paracaidistas, seleccionados entre una fuerza especial aerotransportada, están reunidos en un aeropuerto militar en Chengdu, capital provincial de Sichuan. Las autoridades chinas tenían previsto enviar a estas tropas ayer, pero las duras condiciones meteorológicas lo impidieron.

Ayuda española

En tanto, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) ha anunciado hoy el aporte de un millón de euros a China para ayudar a las víctimas del terremoto. Juan Pablo de Laiglesia, director de la agencia, ha informado de que China ha pedido ayuda material más que de trabajadores de rescate, por lo que se ha decidido hacer esa contribución.

Se elevan a 15.000 los muertos, según fuentes oficialesVídeo: ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS