Musharraf niega que la inteligencia paquistaní oculte información sobre el asesinato de Bhutto

El presidente dice no estar "safisfecho" con la investigación del magnicidio.- Bush reafirma que Musharraf "es un aliado" de EE UU

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ha asegurado hoy que ni su Gobierno ni los servicios de inteligencia del país han ocultado "secretos" que puedan conducir al autor o autores del asesinato, el jueves pasado, de la ex primera ministra y líder opositora Benazir Bhutto. El mandatario ha afirmado además que "no está satisfecho" con la investigación en curso, de ahí que haya aceptado la participación en la misma de expertos británicos de Scotland Yard.

En una comparecencia ante periodistas extranjeros, Musharraf se ha ofendido al ser preguntado por las acusaciones del partido de Bhutto de que tiene "las manos manchadas de sangre": "Francamente, considero esta cuestión un atentado contra mi dignidad; no soy un jefe feudal o tribal, pertenezco a una familia extremadamente civilizada y educada, con valores que reprueban el asesinato de personas o la conspiración", ha aseverado.

Más información

Una semana después del asesinato de Bhutto, del que las autoridades paquistaníes culpan a un grupo local ligado a Al Qaeda, Musharraf ha justificado la participación de un equipo de medicina legal de Scotland Yard en las pesquisas en su insatisfacción con los resultados de la investigación en Pakistán. "No estoy enteramente safisfecho" con ella, ha señalado.

Al respecto, el mandatario paquistaní se ha mostrado molesto por el hecho de que los servicios de limpieza de Rawalpindi, donde Bhutto fue asesinada, limpiaran rápidamente el lugar de los hechos, pudiendo eliminar pruebas del crimen. "No lo hicieron con la intención de ocultar secretos; ni los servicios de inteligencia han ordenado esconder pruebas o indicios", ha declarado Musharraf. "La veloz actuación de los servicios de limpieza puedo deberse en todo caso a un problema de incompetencia", ha zanjado.

Bush: "Musharraf es un aliado"

Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, ha dicho hoy en la Casa Blanca que Musharraf es un aliado de EE UU en la lucha contra el terrorismo y que debería seguir trabajando con quien resulte ganador en las elecciones postergadas para el 18 de febrero, tras los disturbios generados por el asesinato de Bhutto.

En una entrevista con la agencia Reuters, Bush ha afirmado que "sea quien sea el ganador de la elección, es alguien con quien el presidente Musharraf debería trabajar, y por supuesto, nosotros seguiremos siendo un aliado fuerte de Pakistán".

"Siempre he respaldado al presidente Musharraf, él es un aliado", ha dicho Bush al alabar al mandatario paquistaní como un líder que se ha mantenido fuerte en su lucha contra el terrorismo, y que cumplió su promesa de renunciar al Ejército y celebrar elecciones.

Lo más visto en...

Top 50