Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica detiene a 14 islamistas que querían asaltar una cárcel

Pretendían liberar a un preso de Al Qaeda.- Se ha levantado un control de seguridad especial en lugares públicos ante posibles amenazas terroristas

Las autoridades belgas han detenido a 14 personas sospechosas de querer atentar en una prisión belga con el objetivo de liberar a un preso islamista que colaboró con Al Qaeda en los ataques de septiembre de 2001.

"Estaban planeando usar armas y explosivos para liberar a su compañero", ha dicho Lieve Pellens, la portavoz gubernamental belga. Pellens ha añadido que las autoridades han podido desbaratar la operación porque sabían que los sospechosos tenían conexión con Nizar Trabelsi, natural de Túnez que fue condenado a 10 años en 2004 por un atentado frustrado contra la base de Kleine-Brogel. Los agentes de la policía, por orden de un juez de instrucción, han realizado registros en al menos 15 lugares de la capital hasta detener a los 14 sospechosos, de los que por el momento se desconocen sus identidades.

La unidad antiterrorista de la Policía y la Fiscalía Federal temen que pueda haber intentos de atentados en los próximos días, por lo que han reforzado las medidas de seguridad, en particular, en lugares estratégicos de la capital belga. La capital belga ya había ampliado la seguridad por ser sede de las instituciones europeas y de la OTAN.