Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 4.000 millones de euros para el proceso de paz en Oriente Próximo

La comunidad internacional respaldará mañana en París el diálogo abierto entre palestinos e israelíes

La comunidad internacional respaldará mañana en París con donaciones a los palestinos el proceso de paz en Oriente Próximo y, más en concreto, el nuevo mecanismo de diálogo con Israel lanzado a finales de noviembre en la conferencia de Annapolis (EE UU).

La capital francesa albergará una conferencia internacional de donantes que, además de prestar apoyo económico a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), pretende ser un gesto de respaldo político que permita en el futuro la creación de un Estado palestino en paz con el de Israel, a pesar de las discrepancias entre israelíes y palestinos al comienzo de las negociaciones.

Se trata de la primera conferencia de donantes para los palestinos desde 1996 y congregará a unas noventa delegaciones de países e instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Islámico de Desarrollo.

Según la lista facilitada por la diplomacia francesa, a la cita asistirán el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair, así como ministros y altos funcionarios de la Unión Europea, Estados Unidos, Israel, varios países del mundo árabe y los latinoamericanos Argentina, Brasil, Chile, México y Venezuela.

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, y su colega israelí, Tzipi Livni, estarán presentes en la conferencia, en la que los palestinos estarán representados por el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, y otros dirigentes de su Gobierno.

Convocada a mediados de octubre pasado, la conferencia de París no se puede contemplar sin ponerla en relación con la celebrada el 27 de noviembre en Annapolis (EEUU), que reunió a palestinos e israelíes tras varios años de parálisis. En esa cita, ambos decidieron recuperar el diálogo de paz con el objetivo de alcanzar un acuerdo definitivo para finales de 2008 y la mirada puesta en la creación de un Estado palestino independiente.

La reunión de la capital francesa se centra en la aportación de fondos para consolidar el camino hacia un Estado palestino. Está previsto que el primer ministro palestino, Salam Fayad, presente su programa de reformas e iniciativas para los tres próximos años, con ideas para la construcción de un Estado, incluidas las relativas a la seguridad. Los asistentes podrán conocer de primera mano el programa de reformas de la ANP para el periodo 2008-2010 -avalado por el FMI y el BM-, cuyo presupuesto estimado es de unos 5.600 millones de dólares (unos 3.835 millones de euros). Aunque no hay previsiones de cuánto se podría recaudar en la conferencia, la cuantía del plan de Fayad permite hacerse una idea de que las aportaciones podrían acercarse a esa cifra, dado que la pretensión es que los donantes se repartan la carga, según las fuentes francesas.