Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Musharraf pone fin al estado de excepción tras modificar la Constitución

El presidente paquistaní ha ratificado el calendario electoral y se ha felicitado por contener el terrorismo

El estado de excepción vigente en Pakistán desde el pasado 3 de noviembre ha quedado hoy anulado por orden del presidente del país, Pervez Musharraf, quien un discurso televisado a la nación ha justificado la medida.

"Tuve que declarar el estado de excepción contra mi voluntad, para salvar al país", ha asegurado un Musharraf adusto, con gafas y bien peinado. Asimismo, el presidente paquistaní ha ratificado el calendario electoral y se ha felicitado por haber "contenido" el terrorismo con esta medida.

Previamente, esta mañana el fiscal general del Estado, Malik Qayyum, había anunciado en un comunicado el restablecimiento a las de la Constitución paquistaní y el fin de la Orden Constitucional Provisional por la cual Musharraf puso al país en estado de excepción.

Qayyum, cercano colaborador de Musharraf, aseguró que el presidente ha cumplido sus compromisos y adelantó que las elecciones legislativas del próximo 8 de enero podrán celebrarse ahora con normalidad.

La restauración de la Constitución de 1973 incorpora las enmiendas realizadas por Musharraf para blindar la validez de la excepción y asegurarse de que su reforma del Tribunal Supremo no es revocada.

Antes de anunciar el final del estado de excepción, Musharraf ha eliminado de la Constitución, la condición que impedía a los funcionarios aspirar a la candidatura presidencial antes de transcurrir dos años después de su retiro, ha declarado Qayyum a la agencia The Associated Press.

Qayyum ha comentado que otros cambios sellaron la suspensión de los miembros del Tribunal Supremo que fue purgado por Musharraf, incluido el antiguo presidente del tribunal, Iftikhar Mohammed Chaudhry, quien o bien rechazó o bien no fue invitado a firmar un nueve juramento debido al estado de excepción. El nuevo tribunal aprobó rápidamente la reelección de Musharraf. Además, Qayyum ha anunciado que Musharraf también podría moverse para restaurar la credibilidad de las elecciones de enero suspendiendo a los alcaldes locales y eliminando el límite de dos mandatos impuesto a los primeros ministros.

Qayyum ya había comentado que Musharraf está considerando si conceder a la oposición su petición de suspender a los alcaldes para impedir que influyan en las elecciones parlamentarias y proviniales del 8 de enero. Asimismo, Musharraf podría levantar la limitación de los dos años de mandato a todos los cargos, además de al de primer ministro.

En virtud del estado de excepción, los jueces estaban obligados a jurar de nuevo sus cargos ante el presidente para continuar en ellos, pero sólo cinco se han avenido a hacerlo y los demás han sido sustituidos por otros en teoría más afines al presidente. Ese Tribunal remodelado desechó el caso y desestimó todos los recursos contra Musharraf, ante quien los catorce jueces de la corte han jurado hoy la recién restaurada Constitución.

Elecciones en enero

Por su parte, el ex primer ministro Sharif se dirigió a Musharraf ayer, al desvelar el programa de su partido, que incluye la restaurción de la magistratura y el final de la interferencia de los militares en la política como sus primeras metas. "La intervención continua del Ejército ha causado el derrumbe de nuestras instituciones y ha frenado el crecimiento económico de Pakistán", dijo Sharif a los periodistas en la ciudad de Lahore, en el este del país. "¿Si Pakistán puede convertirse en una potencia nuclear, por qué no puede crecer en el terreno económico e industrial?" preguntó Sharif, cuyo segundo mandato como primer ministro terminó con el golpe de Estado de Musharraf de 1999.

Mientras tanto, Bhutto ha pedido al Gobierno reforzar su seguridad ante su viaje de este fin de semana a la ciudad de Quetta, en el suroeste del país, donde dos terroristas suicidas mataron a 10 personas el jueves.