Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos seis milicianos palestinos muertos en una incursión israelí en Gaza

La operación se produce un día antes de que comiencen las negociaciones post-Annapolis

Soldados israelíes han matado a al menos seis palestinos en una operación militar en Gaza. Apoyados por blindados, los militares israelíes han penetrado unos cuatro kilómetros en el interior de la franja, controlada por Hamás, donde se han producido enfrentamientos con militantes palestinos que han acabado con la muerte de seis de ellos. Según el diario israelí Haaretz, la cifra de muertos se eleva hasta ocho.

La incursión se ha producido un día antes de que comiencen en Jerusalén las primeras conversaciones entre israelíes y palestinos para dar los primeros pasos de lo acordado en la conferencia de paz de Annapolis, en la que se estableció que los palestinos deberán contar con un Estado antes de fin de 2008.

De hecho, Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abbas, ha acusado al Gobierno israelí de sabotear las negociaciones de paz. En su opinión, Israel "está buscando el fracaso de las negociaciones de paz antes de empezar", lo que "despierta dudas acerca de si Israel desea, realmente, su éxito".

Testigos residentes en Gaza han informado de que, en su opinión, es la mayor incursión militar israelí desde que Tel Aviv retiró sus tropas y colonos de la franja en septiembre de 2005. Una portavoz militar israelí ha minimizado la importancia de la incursión, realizada cerca de Rafah, en el sur. Según esta portavoz, unos 10 tanques y vehículos acorazados han entrado en la zona como parte de una operación de rutina contra militantes palestinos. Los militares israelíes a menudo realizan este tipo de ataques para tratar de impedir el lanzamiento de misiles Qassam a territorio israelí y ha intensificado los ataques desde la cumbre de Annapolis.

Según fuentes médicas, los milicianos muertos son miembros de la Yihad Islámica y de los Comités de Resistencia Popular. También dos soldados israelíes han resultado heridos.

Mañana, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunirán en Jerusalén en el primer encuentro tras la conferencia de Annapolis. El de hoy es el segundo golpe a los acuerdos de Annapolis por parte de Israel, que la semana pasada anunció la construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania, pese a los acuerdos en sentido contrario.