Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace el Banco del Sur

La nueva entidad, fundada por siete países latinoamericanos, financiará infraestructuras en la región

Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela han firmado esta noche en Buenos Aires el acta fundacional del Banco del Sur, concebido como un instrumento de desarrollo regional que financiará empresas y proyectos de infraestructura en la zona.

El acta de creación de la nueva entidad, que tendrá su sede central en Caracas con oficinas en Buenos Aires y La Paz, ha sido rubricada por los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner; Bolivia, Evo Morales; Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Nicanor Duarte, y Venezuela, Hugo Chávez.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que fue representado en el acto por su embajador en Buenos Aires, Francisco Bustillo, suscribirá el acta en la mañana del lunes, cuando acuda a la investidura de Cristina Fernández de Kirchner como nueva jefa del Estado argentino.

Con un capital inicial que ronda los 7.000 millones de dólares, la entidad nació de una idea inicial del presidente Chávez, que derivó en la celebración de una decena de reuniones técnicas entre los países que se adhirieron a la propuesta del mandatario venezolano.

Igualdad

Cada país socio tendrá un asiento en el directorio con igual poder de voto, lo que diferenciará al Banco del Sur de otras entidades multilaterales de crédito, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, donde los países más ricos y con mayor aporte de capital hacen sentir su peso a la hora de tomar decisiones.

Los socios fundacionales han dejado abierta la posibilidad a que la entidad se pueda ampliar al resto de los miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) cuando estos lo consideren oportuno.

Chile ha participado como observador de algunos encuentros técnicos preparatorios para la creación del Banco del Sur, pero finalmente ha decidido no ingresar en la entidad. Colombia, que en octubre último pidió formalmente la admisión, dijo el miércoles pasado que no entrará hasta analizar las condiciones para adherirse a la iniciativa.