Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 20 países de la UE respaldan la independencia de Kosovo

Según el ministro de Europa de Reino Unido, corresponde a cada país reconocer la existencia de una nueva nación

El ministro de Europa de Reino Unido, Jim Murphy, ha afirmado este lunes que más de 20 de los 27 países miembros de la Unión Europea apoyan el reconocimiento de la independencia de Kosovo. "Existe una gran mayoría en la UE que ya apoya el reconocimiento, ciertamente mucho más de 20, pero no tenemos aún los 27 miembros", ha dicho Murphy en una conferencia de prensa después de las conversaciones entre los ministros europeos en Bruselas. Ha agregado que corresponde a cada país, individualmente, reconocer la existencia de otra nación.

"Pero en términos del manejo de este proceso, es un resultado mucho mejor para todos los involucrados si existe una máxima unidad internacional", ha agregado.

Este lunes por la mañana, la Unión Europea ha pedido al nuevo Gobierno salido de las elecciones del domingo en Kosovo que no se precipite hacia la independencia y que tenga en cuenta la opinión de la comunidad internacional en cualquier iniciativa que tenga en mente.

El vencedor de los comicios legislativos del domingo, Hasmin Thaçi, aboga por la separación "inmediata" de la región de Serbia. El plazo para un acuerdo entre los negociadores kosovares y serbios expira el próximo 10 de diciembre, pero no hay visos de que las negociaciones prosperen, por lo que se da por hecha la independencia, aunque no se sabe en qué forma llegará.

Thaci y a su partido, el PDK, tras las elecciones celebradas el sábado, obtuvieron el 35% de los votos, aunque con una abstención muy elevada. Thaçi ya ha avisado que quiere proclamar la independencia en cuanto expire el plazo del 10 de diciembre para las negociaciones entre serbios y kosovares, conversaciones auspiciadas por la comunidad internacional. EE UU es partidario de la independencia de la región, todavía provincia de Serbia aunque controlada por la ONU.

Sin embargo, la UE se muestra dividida sobre el asunto y algunos miembros se resisten a cualquier movimiento hacia la independencia que no cuente con el respaldo de la ONU o al menos de una amplia parte de la comunidad internacional.

Pero las declaraciones de Murphy parecen aclarar más el panorama de apoyo a la independencia de Kosovo.

"Kosovo debería tener su independencia, pero no debería ser una declaración unilateral. Debería ser una declaración coordinada con la comunidad internacional", ha dicho Murphy, a su llegada a Bruselas, donde los Veintisiete se han reunido hoy para abordar el asunto.

En el mismo sentido, la ministra austriaca de Exteriores, Ursula Plassnik, ha urgido a las autoridades kosovares y serbias a no exacerbar sus ya crecientes tensiones. "La UE ha pedido a las partes que se comporten con calma, lo que implica a Belgrado y a Pristina".

Wolfgang Ischinger, el diplomático alemán que lidera el grupo de mediación entre serbios y kosovares de la UE, se reunirá mañana con ambas partes para seguir las conversaciones. No se esperan progresos. Este domingo, en las elecciones legislativas de Kosovo menos de un 1% de los serbios de la región ejercieron su derecho al voto, en protesta por el apoyo que tiene la opción de la independencia entre los partidos kosovares.

"Hemos explorado casi todo lo humanamente posible para cuadrar el círculo del estatus de Kosovo", ha dicho Ischinger hoy en Bruselas, dando a entender que las posibilidades de un acuerdo entre serbios y kosovares son mínimas y que la independencia es la única opción. Serbia ha ofrecido una gran autonomía a la región mientras siga bajo el Gobierno de Berlgrado, pero los albanokosovares no aceptan nada que no sea la independencia