Rusia suspende su participación en el tratado de Fuerzas Convencionales en Europa

El presidente ruso, Vladimír Putin, había amenazado con la salida del tratado por sus divergencias con EE UU por el escudo antimisiles

La Duma del Estado o Cámara de Diputados de Rusia ha aprobado una ley que suspende el vigor del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE), considerado la piedra angular de la seguridad en el continente europeo.

La Duma ha ratificado por unanimidad la decisión adoptada el 14 de julio pasado por el presidente ruso, Vladímir Putin, quien entonces firmó un decreto para congelar el cumplimiento por Rusia del FACE, suspensión que se hará efectiva el próximo 12 de diciembre. El presidente ruso, Vladimír Putin, había amenazado con una salida de Rusia del tratado por las deferencias existentes con EE UU por la instalación del escudo antimisiles en Europa.

En la carta de presentación del proyecto de ley, Putin ha señalado que la suspensión del FACE obedece a que el tratado "ya no se corresponde con las nuevas realidades político-militares en Europa y, por tanto, no garantiza en el nivel debido los intereses de la seguridad militar de la Federación Rusa".

Hasta el momento, Rusia considera insuficientes las concesiones hechas por la administración norteamericana en el conflicto. "Nada de lo que nos han propuesto nos satisface. Nuestra posición es la misma", manifestó hace dos semanas el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, al concluir una reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN con su contraparte de Moscú.

Washington ha intentado convencer a Moscú de que su escudo no supone una amenaza, pero el Kremlin propuso a EE UU "congelar" su despliegue en Europa y amenazó con abandonar el Tratado sobre Fuerzas Nucleares Intermedias predecesor del fin de la guerra fría. Desde Washington ya se había mostrado su preocupación por la moratoria rusa al tratado de las Fuerzas Convencionales en Europa.

Lo más visto en...

Top 50