Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuarta alerta de tsunami en Indonesia en las últimas 24 horas

La última réplcia, de 6,4 grados en la escala de Richter , ha activado de nuevo la alerta de tsunami

Dieciocho seísmos ha sacudido la isla indonesia de Sumatra entre ayer y hoy y ha causado al menos nueve muertos y más de un centenar de heridos, además de derrumbar edificios, incendiar otros y causar el pánico entre la población. La réplica más fuerte ha alcanzado los 7,9 grados en la escala de Richter. Las autoridades indonesias han activado hasta en cuatro ocasiones la alerta ante el riesgo de tsunami.

El primer terremoto de 8,4 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sorprendió ayer a los habitantes en el sur de Sumatra. En las últimas horas, 19 nuevos temblores han sacudido la isla en las últimas horas, el último de ellos de 6,4 grados.

El epicentro del último seísmo, ocurrido a las 17.48 hora local, se ha localizado a 328 kilómetros al noreste de la localidad de Manado y a unos 33 kilómetros de profundidad, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Según el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico, "temblores de esta magnitud generan a veces tsunamis locales que pueden ser destructivos a lo largo de costas a unos cien kilómetros del epicentro del seísmo".Las autoridades indonesias han emitido a lo largo de estas horas hasta cuatro alertas de tsunami, que sembraron el temor entre los habitantes de Sumatra, donde la ola gigante del 26 de diciembre de 2004 mató a unas 170.000 personas.

Mientras, en Sri Lanka, el Gobierno ha decidido cerrar las escuelas situadas en la costa por un periodo de 24 horas, después de las dos alertas de tsunami.

Padang y Bengkulu han sido las ciudades que se han visto más afectadas por el primer seísmo. "Siete personas han muerto en la ciudad de Bengkulu, dos en la localidad de Padang y más de un centenar han resultado heridas", informaba Ada Malik, desde el Centro de Gestión de Crisis de la Junta Nacional de Coordinación de Gestión de Desastres (Bakornas) en Yakarta, sobre las consecuencias del primer seísmo. No podemos precisar el número de edificios dañados o derruidos.Hasta mañana no tendremos información más precisa", añadió Malik.

Llegada de los equipos de rescate

El aeropuerto de Bengkulu funcionaba con normalidad y las calles aparecían tranquilas. Se había restablecido el servicio eléctrico en la mayor parte de la ciudad y los teléfonos móviles volvían a tener cobertura. Equipos de rescate empezaron a llegar hoy a la región y está prevista la llegada a Bengkulu de dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Indonesia con ayuda humanitaria.

Los comercios se encontraban abiertos y las gasolineras registraban largas colas ante el temor de que se produzcan cortes. El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, ordenó anoche al Ejército colaborar con las autoridades locales en la búsqueda de víctimas y para ayudar a los necesitados.

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas ha indicado hoy que la situación en al ciudad de Benkulu está bajo control y no reviste gravedad.El jefe del equipo enviado por la ONU a Bengkulu, Eduard Beigbede, ha señalado, tras realizar una inspección preliminar,"la situación no parece de emergencia".

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", un área de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de baja potencia.