Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos, Francia y Reino Unido retrasan cuatro meses el plan de independencia de Kosovo

Rusia continúa rechazando la independencia de la provincia serbia

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña han elaborado un borrador de resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con el que pretenden retrasar en 120 días la independencia de la provincia serbia de Kosovo, bajo la tutela de la comunidad internacional. De esta manera, las delegaciones de Kosovo y Belgrado dispondrán de más tiempo para encontrar un acuerdo de mutuo consenso, ya que tanto Serbia como Rusia, esta última con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, rechazan su independencia.

El borrador asegura que la ratificación de la independencia supervisada para la todavía provincia serbia administrada por la ONU desde 1999 entraría en vigor en un plazo de 120 días "a menos que el Consejo de Seguridad expresamente decida lo contrario después de llevar a cabo consultas", reza el borrador al que han tenido acceso distintos medios de comunicación, mientras que el documento original recogía que la independencia tutelada sería ratificada "sin dilación".

El documento insta al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, o en su defecto a su representante "a convocar inmediatamente a las partes para continuar las negociaciones sobre el estatuto final dentro de un periodo de 120 días desde la adopción de la resolución" y exige a serbios y albano-kosovares a "abstenerse de hacer declaraciones relativas al estatuto final durante ese periodo". No obstante, el borrador "constata que el estatus quo en Kosovo no es sostenible".

Reacciones

Las autoridades de Kosovo han pedido hoy a la comunidad internacional "claridad" y "un calendario" para resolver el estatus futuro de Kosovo. Por su parte, el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, ha tildado el proyecto de resolución de "inaceptable".

Mientras, el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, se mostró confiado en que Moscú vete cualquier resolución del Consejo de Seguridad que finalmente conceda la independencia a Kosovo, al insistir en que Serbia "cuenta con el apoyo total de Rusia" para que el Consejo "sólo pueda adoptar una resolución que claramente confirme" la soberanía serbia sobre Kosovo.