Al menos 14 muertos tras el reinicio de los bombardeos contra las milicias de Fatah al Islam en Líbano

Los tanques toman posiciones en torno al campo de refugiados de Naher el Bared

Al menos dos soldados libaneses y 12 civiles han muerto hoy en el campo de refugiados palestinos de Naher el Bared por el intercambio de disparos entre el Ejército de Líbano y militantes islamistas. Cubiertos por disparos de artillería, decenas de tanques y vehículos blindados del Ejército libanés se apostaban esta mañana en el exterior del campamento de refugiados, en las afueras de la ciudad de Trípoli. Según fuentes de seguridad, otros 18 soldados han resultado heridos.

En concreto, unos 50 tanques y vehículos blindados se han posicionado en la zona norte del campamento y se dirigen a las zonas más adelantadas. Por el momento se desconoce si el objetivo del Ejército libanés es entrar en el campamento.

Mientras, nubes de humo se elevan desde el interior del campamento, utilizado como base por los miembros de la organización Fatah al Islam en los enfrentamientos que mantiene desde hace 13 días con las fuerzas libanesas.

Esta mañana, se han reanudado los bombardeos, dirigidos contra todo el campamento. Durante los tres últimos días, disparos esporádicos habían puesto en entredicho la frágil tregua alcanzada. Por el momento no hay cifras claras de muertos, debido a la imposibilidad de entrar en el campamento, del que han huido gran parte de sus refugiados.

Por el momento, se sabe que al menos otros 32 soldados libaneses, 60 milicianos y 20 civiles han perdido la vida en los combates, aunque el balance podría ser mayor. El Gobierno ha prometido acabar con los milicianos, que aseguran que lucharán hasta el final

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS