Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venezuela ofrece a los miembros de la ALBA cubrir todas sus necesidades energéticas

El presidente venezolano propone crear un fondo para desarrollar proyectos agrícolas o industriales de los países mimbros de la ALBA

El vicepresidente cubano Carlos Lage, el presidente de Vanezuela Hugo Chavez y el presidente boliviano Evo Morales durante la primera jornada de la cumbre ALBA
El vicepresidente cubano Carlos Lage, el presidente de Vanezuela Hugo Chavez y el presidente boliviano Evo Morales durante la primera jornada de la cumbre ALBA REUTERS

Venezuela ha propuesto a los países miembros de la ALBA (Cuba, Bolivia y Nicaragua) y a Haití, cubrir todas sus necesidades energéticas financiándoles el 50% de la factura y destinando ese monto a desarrollar proyectos sociales.

La Cumbre se ha inaugurado en Barquisimeto, 300 kilómetros al oeste de Caracas, con la asistencia de los presidentes de Bolivia, Evo Morales, Nicaragua, Daniel Ortega y Haití, René Préval, así como del vicepresidente cubano Carlos Lage, y la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa. En el acto de apertura el gobernante anfitrión, el venezolano Hugo Chávez, ha propuesto garantizar el suministro energético de sus socios y financiarles el 50% de las facturas. Por si fuera poco les ha propuesto crear el fondo ALBA con ese 50% y destinar esos recursos a desarrollar proyectos agrícolas o industriales destinados a mejorar la calidad de vida de la gente.

El fin del capitalismo

La propuesta de Chávez ha roto la oratoria de corte revolucionario y socialista de intervenciones precedentes, generosa en sentar principios y marcar objetivos de justicia, unidad y solidaridad sin superar su naturaleza virtual. En ese sentido se ha señalado, por ejemplo, que la ALBA anuncia, hasta en su nombre, el fin del capitalismo en Latinoamérica y el Caribe.

Chávez también ha hecho su aporte a la apología del ALBA cuando ha declarado que reflejaba "la creación de lo nuevo, el nacimiento de un sol, de un mundo nuevo y distinto", en contraposición al capitalismo y al imperialismo al que les vaticina su pronta desaparición. El Alba "es un proyecto antineoliberal, antiimperialista, esto es definitorio desde el punto ideológico" en el Alba, ha sostenido Chávez, pero ha alertado que, "como no estamos pegados a ningún dogma, debemos definir hacia dónde vamos y con qué vamos".

La representante de Ecuador en la cita regional, la ministra de Exteriores, María Fernanda Espinosa, ha parafraseado al prócer liberal de su país de finales del siglo XIX e inicios del XX, Eloy Alfaro, para homenajear al ALBA diciendo que "la hora más oscura es la más próxima a la aurora, al alba".

Espinosa incluso ha recordado que el gobernante de Cuba, Fidel Castro, representado en el encuentro por el vicepresidente Carlos Lage, dijo en una ocasión que "la historia deberá contar con los pobres" y ella ha agregado que "llegó la hora" de ellos para empezar a dejar de ser tales.

El ALBA surgió en respuesta a la propuesta estadounidense de finales del siglo XX de crear el área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), sustentada en principios neoliberales con fines de lucro a los que el ALBA contrapone los de la cooperación solidaria y la complementariedad, con énfasis en el desarrollo social, según reseñan sus dictados. Nació en 2004 por iniciativa de Venezuela y Cuba y luego se sumaron Bolivia y Nicaragua, tras lo cual Dominica, San Vicente y Las Granadinas y Antigua y Barbuda suscribieron una declaración de respaldo a los principios de la instancia.

Se espera que la propuesta energética venezolana reciba los últimos toques durante esta noche y pueda ser incorporada al documento final que los asistentes a la cumbre firmarán hoy, domingo, como colofón a la misma.