Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato del partido gobernante de Nigeria gana las elecciones entre acusaciones de irregularidades

Los observadores de la Unión Europea aseguran que los comicios "no pueden considerarse totalmente creíbles"

La Comisión Electoral nigeriana ha declarado al candidato del partido gobernante de Nigeria, Umaru Musa Yar'Adua, vencedor de las elecciones presidenciales del pasado sábado, a pesar de que el equipo de observadores de la Unión Europea ha denunciado que los comicios "no pueden considerarse totalmente creíbles" porque no respetaron los criterios mínimos internacionales.

El presidente de la Comisión Electoral nigeriana, Maurice Iwu, ha declarado que Yar'Adua ha obtenido una victoria arrolladora con 24,6 millones de votos, más del triple que su competidor más cercano, el general Muhammadu Buhara, candidato del Partido de Todos los Pueblos de Nigeria (ANPP), que ha recibido 6.605.299 sufragios. El tercer puesto fue para el vicepresidente Atiku Abubakar, que ha obtenido 2.637.848 votos.

Denuncias de fraude

Sin embargo, tanto la oposición como los equipos de observadores internacionales han denunciado fraudes e irregularidades masivas y, de hecho, el equipo de observadores de la Unión Europea (UE) ha asegurado que los comicios "no han respetado las expectativas del pueblo nigeriano y el proceso electoral no puede considerarse totalmente creíble", según escribe el jefe de la misión, Max Van den Berg, a través de un comunicado.

Para la misión de la UE, "al menos 200 personas, entre ellas policías y candidatos, fueron asesinadas en los enfrentamientos por motivos electorales" que se registraron los días 14 y 21 de abril. En esos días se celebraron las dos fases en que se dividieron los comicios, la primera para designar a las autoridades locales y la segunda para elegir un nuevo presidente y un nuevo Parlamento.

De igual modo, Estados Unidos ha manifestado a través de un portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, que los comicios son "defectuosos", aunque esperan que Nigeria resuelva estos problemas pacíficamente y conforme a su Constitución.

Por el momento, la mayor organización local de observadores electorales ha anunciado que pedirá la anulación de los comicios, al considerarlos una "farsa".