Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el ex presidente de Rusia Boris Yeltsin

El ex mandatario ruso, cuyo ascenso al poder marcó el fin del comunismo, ha muerto a los 76 años

El ex presidente de Rusia, Boris Yeltsin, ha fallecido hoy a los 76 años, según ha confirmado a primera hora de la tarde el servicio de prensa del Kremlin. Yeltsin, que fue elegido presidente dos veces, sufría de problemas de corazón. "Yeltsin falleció a las 15.45 (12.45 hora peninsular español) en el Hospital Clínico Central de Moscú a causa de una progresiva insuficiencia cardiovascular poliorgánica", según ha explicado a la agencia Interfax Serguéi Mirónov, jefe del Centro Médico del gabinete de la Presidencia rusa.

El ex mandatario ruso, cuyo ascenso al poder marcó el fin del comunismo, ha fallecido de forma repentina. Yeltsin ya había padecido problemas cardíacos mientras estuvo en el cargo, que abandonó el 31 de diciembre de 1999. En noviembre de 1996 fue sometido a una cuádruple bypass y se vio obligado a guardar reposo en el hospital durante meses, y a aparecer en público en contadas ocasiones.

Yeltsin consiguió enterrar la Unión Soviética sin que hubiera derramamiento de sangre pero millones de personas acabaron en una situación de pobreza con el cambio mientras la corrupción trabó las reformas democráticas. Yeltsin estuvo al frente de Rusia desde 1991 hasta el último día de 1999. El 31 de diciembre Yeltsin sorprendió a todo el país al anunciar que abandona el cargo antes de tiempo, y propuso como su sucesor al actual presidente ruso, Vladímir Putin, elegido en marzo de 2000.

"Expreso mis más sentidas condolencias a la familia del fallecido en cuyos hombros reposan los mayores acontecimientos para bien del país, y serias equivocaciones", ha dicho el ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov a la agencia Interfax. Gorbachov ha añadido en su mensaje que Yeltsin "tuvo un destino trágico". El padre de la liberalización económica, la Perestroika, iniciador de los primeros cambios liberales en la Unión Soviética, se ha referido así tanto a las reformas democráticas y económicas puestas en marcha por Yeltsin como a su polémica decisión de disolver la URSS en diciembre de 1991.

La Casa Blanca ha calificado al ex presidente ruso como una "figura histórica" y ha presentado sus condolencias a su viuda.