Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones presidenciales en Francia

Sarkozy y Royal se lanzan a por el voto de centro

La directora de campaña del candidato centrista asegura que éste "no venderá" sus sufragios

Los votos del centrista François Bayrou, que no ha pasado a la segunda vuelta de las presidenciales francesas, son el botín más ansiado tanto por el conservador Nicolas Sarkozy (vencedor ayer en primera vuelta) y la socialista Ségolène Royal. Las formaciones que respaldan a ambos candidatos ya han comenzado a entonar los cantos de sirena para hacerse con esa bolsa de votos centristas, que son la llave del palacio del Elíseo. Su actual morador, Jacques Chirac, ha reiterado esta mañana su apoyo al conservador Sarkozy. La jefa de campaña de Bayrou, Marielle de Sarnez, ha insistido en que "los votos no están en venta".

El candidato centrista no dará a conocer su posición hasta el miércoles, mientras los primeros sondeos publicados tras la primera vuelta dan como favorito a Sarkozy con entre un 52% y un 54% de los votos, pero todos los análisis señalan que nada está decidido. El presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, ha recibido esta mañana en su residencia oficial a Sarkozy, a quien le ha reiterado su apoyo.

Un frente contra Sarkozy

Por su parte, el primer secretario del Partido Socialista (PS), François Hollande, se ha dirigido hoy a los votantes de Bayrou para solicitarles su respaldo con vistas al segundo turno de las elecciones presidenciales, el 6 de mayo.

En declaraciones a una cadena de televisión, Hollande ha dicho que la candidata socialista, Ségolène Royal, ha de unir a todos los votantes a la izquierda del PS, ecologistas y anti-globalización, porque "en todos ellos hay ganas de un cambio fuerte en el plano social".

Esas mismas ganas las hay en el electorado que optó por apoyar a Bayrou, que con 6,7 millones de votos (18,55%) tiene la llave en la segunda ronda. Hollande ha destacado que entre los seguidores de Bayrou muchos le dieron su voto con la intención de que pudiera pasar a la segunda vuelta para derrotar al candidato conservador Nicolas Sarkozy.

"Veo a esos electores decididos a derrotar a Sarkozy y sobre todo a hacer una política de cambio, a condición de que Ségolène Royal demuestre un gesto de apertura en su pacto presidencial (su programa de Gobierno), sobre todo en lo relativo a las instituciones, la relación con el poder, el Estado imparcial y la representación de la sociedad en las decisiones que la conciernen", ha dicho el líder del PS.

El movimiento de Sarkozy

Allegados del candidato conservador al Elíseo, Nicolas Sarkozy, han excluido hoy negociaciones con UDF, el partido de Bayrou, pero han dejado claro que se apelará a sus electores de cara a la segunda ronda.

"Nosotros nos dirigimos a los electores. No pasamos por los aparatos. La conversación y el cara a cara es con los electores", ha afirmado Brice Hortefeux, lugarteniente del candidato de la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), en la emisora France Inter.

Alivio en la UE por el frenazo a Le Pen

La Unión Europea ha celebrado hoy con alivio el retroceso del candidato del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas que le ha impedido pasar a la segunda ronda como ocurriera hace cinco años, y ha evitado pronunciarse sobre los dos candidatos finalistas, el conservador Nicolás Sarkozy, y la socialista Sególne Royal, aunque señaló que ambos evidencian una "voluntad de cambio".

Estoy bastante satisfecho de ver que grupos radicales como Le Pen han caído muy claramente y no es arriesgado decir que probablemente no van a influir la segunda vuelta de las elecciones presidenciales", ha dicho el ministro alemán de Asuntos Exteriores y presidente de turno de la UE, Frank-Walter Steinmeier, a la entrada de la reunión mensual de jefes de la diplomacia de los Veintisiete.

Más información