Reportaje:

'Vía crucis' contra el aborto en México

Miles de católicos salen a la calle en defensa del derecho a la vida

Miles de mexicanos alzaron su voz en defensa de la vida. La Basílica de Guadalupe se colmó el domingo de congregaciones católicas y organizaciones civiles que rechazan la posible legalización del aborto en Ciudad de México, convocados por el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien pidió a los legisladores que dictaminarán la ley "votar a favor de la vida".

La ley que legalizaría la interrupción voluntaria de la gestación se encuentra en la antesala de su aprobación, por lo que el sector de la Iglesia más radical contra el aborto ha tomado posiciones. Jorge Serrano Limón, presidente del grupo ultrarradical Provida, advirtió al alcalde de la capital mexicana, Marcelo Ebrard: "Tendrá que pagar un costo político, porque él gestó ésto. Lo señalamos como responsable y todo su sexenio [de Gobierno] tendrá que cargar con este costo, que es un costo de sangre".

Antes de dar inicio a la misa en el templo de la Virgen de Guadalupe, patrona de los mexicanos, el prelado dijo: "Si esta ley se impone habrá violencia para los médicos, para las enfermeras y para todos aquellos que se vean obligados a ejercer este reclamo de algunos, a terminar la vida antes de que nazca".

En opinión de Rivera, "el valor de la vida, la dignidad de la persona y de sus derechos fundamentales son golpeados, heridos y minados donde las leyes no corresponden al bien de la sociedad y se imponen desde los parlamentos toda una serie de medidas que vulneran a la familia y a la vida".

La Asamblea de Representantes ?dominada por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD)? discute un proyecto de ley que legalizaría el aborto si se practica en los primeros tres meses del embarazo. El debate ha alcanzado al presidente mexicano, Felipe Calderón, que como miembro del partido derechista Partido Acción Nacional (PAN, de origen católico) dijo que rechaza el proyecto de ley sobre el aborto.

En Ciudad de México, habitada por unos 8,7 millones de personas, se realizan cada año miles de abortos, muchos de ellos de forma clandestina y con riesgo de muerte para la mujer. Cerca de un 80% de los mexicanos se confiesa católico, por lo que la mayoría de las mujeres que interrumpen la gestación son de esa religión.

El diario La Jornada ha informado de que en 2005 y 2006 los hospitales públicos en la capital atendieron unos 7.000 casos de aborto. Apunta que "por cada aborto atendido en las clínicas existen cuatro no registrados clandestinos]. En total 28.000".

En la capital mexicana, el aborto es permitido legalmente si el embarazo pone en peligro la vida de la mujer o si es producto de una violación. Además, las más expuestas son las embarazadas de estratos sociales más bajos ya que "algunas mujeres incluso se provocan el aborto ellas mismas porque no tienen otra alternativa", según explica Víctor Hugo Cirigo, legislador del PRD.

Lo más visto en...

Top 50