Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia anula el primer matrimonio homosexual celebrado en Francia

La sentencia establece que esta unión debe celebrarse entre un hombre y una mujer

El Tribunal de Casación francés, máxima autoridad judicial en Francia, ha anulado hoy el matrimonio civil entre Stéphane Chapin y Bertrand Charpentier, oficiado en el verano del año 2004 por el alcalde de Bgles, diputado del partido ecologista francés Los Verdes

La sentencia del tribunal establece que "el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer". La unión civil se llevó a cabo, según explica la portavoz del partido de Los Verdes, aprovechando "el vacío jurídico existente en el derecho francés en torno a la heterosexualidad, definida de manera ambigua cuando se habla de matrimonio" y poniendo así de manifiesto la "necesidad de regular la cuestión”.

La abogada de la pareja, que a partir de esta tarde vuelve a no estar casada legalmente, asegura que "el código civil no dice nada sobre la definición del matrimonio" y, por lo tanto, insiste en que no comparten la lectura del Tribunal de Casación.

Con esta sentencia, el debate sobre la legalidad o ilegalidad del matrimonio homosexual cobra de nuevo protagonismo en la sociedad francesa a apenas 40 días de las elecciones presidenciales. La candidata de Los Verdes, Dominique Voynet, ya ha dicho que abordará esta cuestión en caso de ganar los comicios "porque en nuestro partido estamos a favor del matrimonio de todos y todas".

Por su parte, Ségoléne Royal, aspirante a la presidencia por el Partido Socialista francés también ha hecho mención a este tema durante su campaña, abogando por la necesidad de alcanzar para todas las parejas la igualdad de derechos. Mientras, Nicolas Sarkozy, ministro francés del Interior y candidato del partido gubernamental Unión por un Movimiento Popular, ha preferido por el momento no hacer propuestas a este respecto.