Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica prohibirá a los bancos financiar a los fabricantes de bombas de racimo

El Parlamento belga aprueba por unanimidad un proyecto de ley para impedir dar créditos a los productores de este arma

La Cámara de Diputados de Bélgica ha aprobado hoy por unanimidad un proyecto de ley para impedir a los bancos y entidades de crédito de ese país financiar a los fabricantes de bombas de racimo. Una vez sea sancionada la nueva norma, Bélgica se convertirá en el primer país del mundo en imponer esta prohibición.

La aprobación se produce justo dos días después de que las organizaciones no gubernamentales Human Rights Watch (HRW) y Handicap Internacional hicieran público un informe en el que aparecen las numerosas entidades financieras de todo el mundo –entre ellas los bancos españoles BBVA y Santander- que invierten en empresas relacionadas con la producción de armamento.

Las entidades que colaboren con los fabricantes de este arma y operen en territorio belga, tanto si son nacionales como extranjeras, pasarán a engrosar una lista negra elaborada por el Gobierno y que éste hará pública. Además, los contratos que esas compañías tengan ya en marcha cuando entre en vigor la ley tendrán que interrumpirse.

A pesar de ser Bélgica la primera en dar este paso, la pasada semana se celebró en Oslo (Noruega) un encuentro entre 46 países, entre ellos España, que se comprometieron a impulsar la prohibición, venta y uso de bombas de racimo antes del año 2008.