Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confesión del asesino obsesionado con alcanzar una cifra de víctimas redonda

Una grabación muestra al granjero canadiense Robert Pickton presumiendo de perpetrar 50 crímenes para poder cometer otros 25

Robert Pickton estaba obsesionado con alcanzar una cifra redonda de víctimas. Este granjero canadiense acusado del asesinato de al menos 26 mujeres, confesó a un compañero de celda que quería alcanzar 50 crímenes antes de cometer otros 25 nuevos.

La confesión está recogida en un vídeo grabado por la policía en 2002. Durante la conversación Pickton explicó que utilizaba una planta procesadora de carne para deshacerse de sus víctimas. Lo que no sabía el granjero era que su supuesto colega de la prisión, a quien revelaba detalles tan truculentos, se trataba de un agente que trabajaba de forma encubierta para sonsacarle información.

A Pickton, de 57 años, se le juzga desde finales de enero por el asesinato de seis mujeres. Pero la Fiscalía le ha acusado de matar otras 20 más y la policía sospecha que podría ser el responsable de la muerte de más de 50 mujeres que trabajaban como prostitutas y que desaparecieron del centro de Vancouver entre mediados de los años 1980 y el 2001.

En el vídeo mostrado al jurado, se ve a Pickton enseñando cinco dedos de una mano y después haciendo la señal del cero, a lo que el policía de incógnito pregunta incrédulo "¿cinco, cero, Cincuenta?". El granjero responde afirmativamente: "la cifra exacta, el gran cinco cero".

Durante años, grupos de defensa de las prostitutas y trabajadores sociales denunciaron las desapariciones de decenas de mujeres del centro de Vancouver. Pero la policía de Vancouver nunca investigó seriamente las desapariciones, al alegar que las mujeres dedicadas a la prostitución tienden a desaparecer de forma repentina para aparecer después en otras ciudades. Finalmente, la policía detuvo a Pickton en febrero del 2002.