Los refuerzos de EE UU llegan a Irak tras la jornada con más bajas militares

Los primeros 3.200 soldados de los 21.500 que enviará Bush ya se encuentran en la capital iraquí.- 24 militares estadounidenses han muerto este fin de semana

Una avanzadilla de 3.200 soldados de los 21.500 que Estados Unidos va a enviar a Irak ya se encuentran en Bagdad con la misión de ayudar a las fuerzas iraquíes a aplicar el nuevo plan de seguridad de la capital. La llegada del primer refuerzo coincide con la jornada más dramática para las fuerzas invasoras, que este fin de semana han perdido 24 efectivos, según las últimas cifras, en distintas partes del país.

Los soldados recién llegados pertenecen a la Segunda Brigada de la 82 División Aerotransportada, unidad que está "preparada para ayudar a las fuerzas iraquíes" -según un comunicado estadounidense- en un plan que se ha denominado Aplicamos la ley. El comunicado asegura que el contingente ya está en Bagdad, pero no especifica cuándo llegó ni desde dónde lo hizo.

Los 21.500 soldados más que tiene previsto enviar a Irak la Administración de George W. Bush se sumarán a los 132.000 ya desplegados en el país mesopotámico, a pesar de que esta cifra ha tenido fuerte resistencia en el Congreso de EE UU que ahora dominan los demócratas.

Sin embargo, a estas cifras también hay que restar las bajas en combate. En concreto, ayer perdieron la vida 20 estadounidenses en varios puntos del país; 12 de ellos viajaban en un helicóptero que se estalló por causas que aún se desconocen. En un principio se hablaba de 13 muertos, aunque un portavoz del Ejército ha confirmado hoy que iban a bordo 12 personas: cuatro de ellos miembros de la tripulación y el resto militares.

En Kerbala, cinco soldados murieron y tres resultaron heridos por armas de mortero procedentes de una "milicia ilegalmente armada" -según el parte de los mandos militares publicado hoy- que atacó al grupo mientras estudiaban cómo reforzar la seguridad en la zona. La ciudad de Kerbala se encuentra estos días abarrotada de chiíes que celebran una de sus fiestas más importantes.

En la convulsa provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak, otros cinco uniformados estadounidenses perdieron la vida el sábado en enfrentamientos armados, según otro comunicado militar estadounidense. Son cuatro soldados y un infante de Marina, ambos del Quinto Regimiento, y perecieron debido a "las heridas sufridas por fuego enemigo".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las otras dos víctimas murieron por la explosión de bombas colocadas en las carreteras: una de ellas pertenecía a la 105 Brigada de Ingenieros, y murió cuando circulaba por el norte del país, mientras que la otra pereció en algún lugar del norte de la capital, según los escasos datos ofrecidos en los comunicados militares.

Coche bomba en Bagdad

A pesar de los refuerzos, continuan las acciones de violencia en las calles de Bagdad. Esta mañana, ha explotado una bomba instalada en un minibus a su paso por una calle de un barrio chií. En el ataque han muerto al menos ocho de los ocupantes del vehíuclo y otros diez han resultado heridos.

El minibús cubría la ruta entre el área de Bab al-Sharqi y el distrito comercial cercano de Karradah cuando se desató una explosión de tal potencia que rompió todas las ventanas de las tiendas vecinas. La bomba fue abandonada en un bolso por alguien que se bajó del autobús poco antes de la deflagración, según señaló la Policía.

En otro incidente, un coche bomba explotó en la calle Palestina, en el este de Bagdad, y dejó una persona muerta y cinco más heridas, según las mismas fuentes, que dijeron no disponer de más detalles.

Al menos seis personas han perdido la vida en una nueva explosión ocurrida en la capital iraquí.
Al menos seis personas han perdido la vida en una nueva explosión ocurrida en la capital iraquí.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS