Las tropas del Gobierno provisional somalí se hacen con el control de Mogadiscio sin resistencia

Las milicias islamistas se han retirado de la capital somalí a primera hora de la mañana. -El Consejo Seguridad de la ONU ha vuelto a fracasar en su intento de consensuar una resolución sobre el conflicto

Las tropas leales al Gobierno provisional de Somalia, con el apoyo del Ejército de Etiopía, se han hecho con el control de la capital del país, después de que los islamistas decidieran a primera hora de la mañana retirarse de Mogadiscio. Los últimos movimientos militares se producen poco después de que el Consejo de Seguridad de la ONU haya vuelto a fracasar en su intento de consensuar una resolución sobre el conflicto.

Más información
La historia reciente del conflicto somalí
Tropas gubernamentales y etíopes anuncian el cerco de Mogadiscio

El presidente somalí, Abdullahi Yusuf, ha asegurado que sus tropas rodean Mogadiscio desde la retirada de los islamistas y que han empezado a entrar en la capital, aunque no suponen una amenaza para la población. El primer ministro somalí, Mohamed Ali Gedi, por su parte, ha confirmado la caída de la capital sin lucha: "Ya estamos en Mogadiscio", ha afirmado Gedi, quien ha señalado que las tropas han sido recibidas con señales de bienvenida en las calles de la ciudad. El Gobierno provisional somalí, según su presidente, "está comprometido con la resolución de todos los problemas a los que Somalia se pueda enfrentar, a través del diálogo y de medios pacíficos", según ha indicado a través de un comunicado oficial. "Quiero asegurar al pueblo que trabajamos sin descanso hacia la salvación de nuestra nación y la recuperación de nuestra dignidad y nuestro honor".

La entrada de las milicias progubernamentales somalíes se ha llevado a cabo sin resistencia armada alguna, porque la ciudad había sido abandonada al amanecer por los guerrilleros de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI), organización que Estados Unidos y Etiopía consideran vinculada a Al Qaeda. Su salida ha desatado escenas de violencia y de saqueos. El caos se ha apoderado de la urbe, con tiroteos, saqueos y retenes instalados por milicianos de los señores de la guerra, que esperan recuperar el poder que perdieron hace seis meses.

Más de 2.000 islámistas muertos

Por su parte, el primer ministro etíope, Meles Zenawi, ha asegurado en una rueda de prensa que los combates registrados en los últimos días han causado entre 2.000 y 3.000 muertos en las filas islámicas. También ha acusado a los líderes religiosos de distribuir armas entre los jóvenes para fomentar los disturbios que se han registrado en la ciudad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Somalia vive sin un gobierno que haya logrado imponer su autoridad desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré. El país ha sido escenario de las luchas entre los señores de la guerra, a las que se han vinculado este año las Cortes Islámicas. Mientras, varios barcos con personas que huyen del conflicto en Somalia han naufragado frente a las costas de Yemen, según la Agencia de la ONU para los refugiados. Al menos 17 personas han muerto y se busca a otros 140 desaparecidos.

Fracaso de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU ha fracasado en su intento de elaborar una declaración presidencial para instar a Etiopía a que retire sus tropas de Somalia. En el borrador del documento, elaborado por Qatar -el único país musulmán en el Consejo-, se pide un cese inmediato de hostilidades entre las fuerzas que apoyan al Gobierno Federal de Transición y los milicianos de la Unión de las Cortes Islámicas (UCI) y reanudar las negociaciones que iniciaron en Jartum. También se pide que "todas las fuerzas extranjeras se retiren y cesen sus operaciones militares en territorio somalí", y con un especial énfasis a las tropas etíopes.

Pese a las muchas enmiendas, el texto todavía no ha sido aceptado por todos los miembros, y países como EE UU y el Reino Unido alegan que la prioridad es un alto el fuego y la reanudación del diálogo, antes de la retirada de las tropas etíopes. El embajador estadounidense ante la ONU, Alejandro Wolff, ha subrayado que "la situación en Somalia es muy complicada y que el problema no son las tropas de Etiopía". Ha resaltado que la declaración debería "buscar una solución con una perspectiva y un planteamiento más amplio, que permita que el gobierno de transición -el único legítimo- y las Cortes Islámicas reanuden el diálogo".

Milicianos leales a la Unión de Tribunales Islámicos vigilan la carretera que conduce al aeropuerto de Mogadiscio.
Milicianos leales a la Unión de Tribunales Islámicos vigilan la carretera que conduce al aeropuerto de Mogadiscio.EFE
En las últimas horas, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha exigido el cese inmediato de los combates en Somalia y la retirada de tropas del país vecino, Etiopía.Vídeo: ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS