Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro surcoreano Ban Ki-moon se consolida como favorito a sustituir a Kofi Annan

Nueva votación informal entre los candidatos a la Secretaría General de la ONU

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Ban Ki-moon, ha mergido de nuevo como candidato favorito en la contienda para suceder al secretario general de la ONU, Kofi Annan. Los quince miembros del Consejo de Seguridad han celebrado una votación informal, con carácter indicativo, para conocer las preferencias de los siete candidatos que se han presentado oficialmente para substituir a Annan, cuando acabe su mandato a finales de año.

Ban Ki-moon salió de nuevo vencedor, con 13 votos en su favor, 1 en contra y otro de indecisión, seguido del novelista y subsecretario para información pública de la ONU, el indio Shashi Taroor, quien acaparó 8 votos a favor 3 en contra y de indecisión.

La sorpresa fue los apoyos que logró la presidenta de Letonia, Viara Vike-Freiberga, la única mujer que se ha postulado para el puesto, y que recabó siete votos a favor, seis en contra y dos indecisos, con lo que se situó en tercer lugar. Además, es la única candidata de un país que no pertenece al Grupo de Asia de la ONU, y por la tradicional rotación regional -que no está reglamentada-, el nuevo secretario general debe proceder de la región asiática.

En cuarta y quinta posición, emergieron respectivamente, el primer ministro adjunto de Tailandia, Surakiart Sathirathai(cinco-tres-siete), y el especialista en desarme y asesor del Gobierno de Sri Lanka, Jayantha Dhanapala (tres-siete-cinco). En los últimos puestos quedaron el embajador de Jordania ante la ONU, el príncipe Zeid Raad Zeid Al Hussein (tres-seis-seis), y el ex ministro de Finanzas de Afganistán, Ashraf Ghani (tres-seis-seis), quien presentó recientemente su candidatura.

La decisión, en octubre

Los quince miembros del Consejo, según ha dicho el presidente de turno de este órgano, el embajador griego, Adamantios Vassilakis, han acordado tomar una decisión final sobre el nuevo secretario general de la ONU antes de que acabe el mes de octubre. Estados Unidos, sin embargo, presiona para que la decisión se anticipe con la finalidad de que la persona elegida tenga un período de transición adecuado.

Aún así, otros países, como el Reino Unido y Francia, se han mostrado contrarios a precipitar una votación formal, pues consideran que es necesario dar tiempo a que se puedan presentar otros aspirantes.

Más importante será la votación que se celebrará el próximo lunes, en la que el método será distinto y se diferenciarán el color de las papeletas que emitan los cinco miembros permanentes del Consejo (EE UU, Reino Unido, Francia, Rusia y China) y las de los diez no permanentes. Los cinco grandes del Consejo tienen la clave para la elección del nuevo secretario general, ya que cuentan con el privilegio del veto, por lo que la distinción puede dar una idea más clara y aproximada de sus preferencias.

Para que un candidato sea elegido se requieren nueve votos y ningún veto de los quince miembros del Consejo, decisión que luego deberá ser ratificada por los 192 países de la Asamblea General. Rusia y China están en favor de un candidato asiático, mientras que EE UU considera que debe tener las cualificaciones necesarias para desempeñar el trabajo, sin importar su procedencia.