Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vladimiro Montesinos, condenado a 10 diez años de cárcel por enriquecimiento ilícito

El ex asesor de Fujimori está preso desde junio de 2001

El ex asesor presidencial peruano Vladimiro Montesinos fue sentenciado hoy a diez años de cárcel por el Tribunal Anticorrupción de Perú, que le encontró responsable del delito de enriquecimiento ilícito. La condena se encuadra en un "mega-juicio" en el que están procesadas otras 56 personas, entre testaferros, familiares y la amante del que era considerado el "brazo derecho" de Alberto Fujimori cuando éste era presidente de Perú (1990-2000).

El tribunal determinó que el ex asesor, que está preso desde junio del 2001, utilizó a sus familiares y testaferros para acumular una fortuna de unos 50 millones de dólares proveniente del cobro de comisiones por las compras de armamento para los militares.

La sala encontró responsable a Montesinos del delito de enriquecimiento ilícito en agravio del Estado y ordenó, además, que pague 50 millones de soles (12 millones de euros) como reparación civil y una multa de 18.250 soles (4.400 euros). Como la ley peruana no contempla la acumulación de penas, la dictada hoy será asimilada a otra de quince años de cárcel que recibió Montesinos en un juicio anterior.

Entre los procesados en el llamado "megajuicio" figuran la esposa de Montesinos, Trinidad Becerra; su hija mayor, Silvana; su amante, Jacqueline Beltrán; sus hermanas Karelia y María, y los testaferros Alberto Venero y Juan Valencia Rosas.

"Ricos y famosos"

La investigación fiscal ha resaltado que tanto la familia de Montesinos como su amante tenían un estilo de vida "de ricos y famosos", viajaban en lujosos automóviles y volaban a Buenos Aires y Nueva York para realizar compras en las tiendas de diseñadores con tarjetas de crédito sin límite de gastos. Por ese motivo, el Ministerio Público ha solicitado en este proceso que se sentencie a nueve años de prisión a Jacqueline Beltrán, ocho a Trinidad Becerra y siete a Silvana Montesinos.

Desde junio de 2001, el ex jefe de facto del Servicio de Inteligencia Nacional se encuentra recluido en la base naval del Callao (oeste de Lima). En una sala especial es procesado por decenas de delitos contra los derechos humanos, enriquecimiento ilícito, narcotráfico, sobornos, tráfico de armas, espionaje telefónico, entre otros. Apodado "Doctor" y "Rasputín", el ex asesor aprovechó su posición para espiar y controlar a casi todas las personas importantes e influyentes del país y se encargó de grabar en vídeo esos actos que, finalmente, acabaron con su poder y con el gobierno de Fujimori.