Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el emir de Dubai y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos

El jeque Maktum bin Rachid convirtió Dubai en uno de los centros finacieros más lujosos del mundo

El emir de Dubai y vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el jeque Maktum bin Rachid Al-Maktum, de 62 años, murió la pasada madrugada en un hotel de lujo de la Costa de Oro australiana, ha anunciado hoy la agencia oficial de noticias de Dubai WAM, sin que haya trascendido aún la causa de su deceso.

"El presidente de emiratos, jeque Jalifa bin Zayed Al-Nahyan, anuncia el fallecimiento esta mañana de su alteza el jeque Maktum Bin Rachid Al-Maktum, vicepresidente del país y presidente del Consejo de Ministros", reza una nota firmada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, que añade que se han decretado 40 días de duelo en el país.

Tras la muerte del jeque Bin Rashid, asume el Gobierno de Dubai su hermano pequeño, el príncipe heredero Mohamed Bin Rachid al Maktum, sin que se esperen grandes cambios en uno de los emiratos más importantes del golfo Pérsico y el segundo en extensión de EAU tras Abu Dhabi. El jeque Mohamed Bin Rachid se casó en el año 2004 con la princesa Haya bint al Husein, hermana del monarca jordano Abdalá II.

La federación permanecerá como república parlamentaria con el emir de Abu Dhabi -el más grande de los siete Estados que la componen- jeque Jalifa bin Zaid Al Nahayan, como presidente, y el nuevo emir de Dubai como probable primer ministro.

Culto al lujo

Al contrario que otras monarquías de la zona, la familia Maktum, con el fallecido jeque a la cabeza, decidió reinvertir los beneficios del petróleo en la construcción de un futurista centro financiero en Dubai en clara competencia con otros similares como Honk Kong o Singapur. De esta manera, en los últimos años, Dubai se convirtió en el país de los proyectos arquitectónicos y los desafíos urbanísticos. En su costa se levanta la impresionante torre "Burg al-Arab", un inmenso rascacielos en forma de vela latina considerado el hotel más caro y lujoso del mundo. Además, en sus aguas se construyen tres islas artificiales, en forma de palmera, que van a cambiar las imágenes por satélite de la tierra ya que son visibles desde el espacio.

En su interior, se levantan urbanizaciones de lujo en las que ya han comprado parcelas personajes famosos con el futbolista británico David Beckham. Todo ello ha convertido a Dubai, uno de los siete Estados que componen la federación de EAU, en el centro de negocios por excelencia del golfo Pérsico.