Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 116 muertos en Irán en el choque de un avión contra un edificio de 10 plantas

El aparato, un C-130, procedía en esos momentos a intentar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Teherán, la capital iraní

Un avión militar de carga iraní C-130, con 84 pasajeros, la mayor parte de ellos periodistas que se dirigían a informar sobre unas maniobras militares al sur del país, y 10 tripulantes a bordo, se ha estrellado hoy contra un edificio de 10 plantas en una zona residencial del sur de la capital iraní, Teherán. El aparato procedía en esos momentos a intentar un aterrizaje de emergencia por un fallo en sus motores y no consiguió remontar el vuelo. Todos los ocupantes del avión han muerto, así como varios habitantes del edificio y personas que pasaban por la calle.

Según un portavoz oficial iraní, la zona está densamente poblada, por lo que se espera que el número de víctimas sea muy alto. La agencia oficial informa además que el edificio, que estaba situado en la ruta de aproximación a la pista del aeropuerto de Mehrabad, parece estar completamente en ruinas. En él viven habitualmente alrededor de 500 personas.

El avión había dado media vuelta poco después de despegar tras comunicar al control del tráfico aéreo que sufría problemas técnicos en alguno de sus motores. Desde abril Teherán cuenta con un nuevo aeropuerto, situado a 45 kilómetros del casco urbano, por lo que los vuelos con origen o destino en la capital iraní están siendo progresivamente trasladados a esas instalaciones desde el aeropuerto de Mehrabad.

Mal mantenimiento

El C-130 es un aparato de transporte de fabricación estadounidense utilizado por decenas de países en todo el mundo. La fuerza aérea iraní cuenta con 15 de estos aparatos en sus variantes E y H. La primera de ellas estuvo en producción desde 1962 hasta 1974, mientras que la segunda se fabrica en la actualidad, y desde 1964. La compra de estos aparatos fue anterior a la revolución islámica que acabó con el derrocamiento del Sha en 1979.

El bloqueo por parte de Estados Unidos a la importación de repuestos para estos aviones ha conducido a un mantenimiento mínimo. De hecho, los antecedentes con este modelo incluyen un accidente en 2003 que mató a 7 tripulantes, otro en 2000 en el que un C-130 impactó contra un Airbus 300 civil en el aeropuerto de la capital cuando ambos estaban en tierra (murieron 10 personas) y otro, sucedido en 1997 y similar al de hoy, en el que murieron 86 personas.

El de hoy es el peor desastre de las fuerzas aéreas de Irán desde 2003, cuando otro avión de transporte, en ese caso un Il-76 de fabricación soviética, se estrelló al Sudeste del país con 276 soldados de la Guardia Revolucionaria a bordo, causando la muerte de todos ellos.