Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVO GOLPE EN LONDRES

La policía mata a presunto terrorista cuando trataba de subir a un vagón de metro de Londres

Scotland Yard relaciona "directamente" al sospechoso con el ataque de ayer, y difunde imágenes de otros cuatro individuos presuntamente implicados.- Una persona arrestada en Stockwell

La policía mata a presunto terrorista cuando trataba de subir a un vagón de metro de Londres

"Un tipo de aspecto asiático, alto, con la cabeza afeitada, barba recortada y una mochila se puso delante de mí. Instantes después, cuando estaba a punto de entrar en el vagón del metro, ocho o nueve agentes de policía de paisano con walkie talkies y pistolas empezaron a gritar: '¡Todo el mundo fuera, fuera todos!'". "No he visto nada igual en toda mi vida. En resumen, vi cómo mataban a un hombre. Vi cómo le descerrajaban cinco tiros". Así acababa la persecución llevada a cabo en una estación de metro londinense por la policía ante los ojos de decenas de personas. El presunto terrorista ha muerto.

El testimonio de dos de esos testigos (Teri Godly, que ha hablado para la cadena de televisión Sky News; y Mark Whitby, para la radiotelevisión pública británica) ilustra lo que ha ocurrido esta mañana en la estación de metro de Stockwell. A las diez de la mañana —hora local—, un grupo de agentes ha disparado contra un hombre que, según ha dicho el jefe de la policía londinense, Ian Blair, "se negó a obedecer sus instrucciones". "Murió en el acto", ha precisado Blair, que considera que este individuo estaba relacionado directamente con los atentados de ayer.

Testigos de la escena han narrado que los policías persiguieron el hombre hasta el borde del andén, después de que se saltara los tornos de la estación, y allí le abatieron. La policía tiene permiso para disparar contra cualquier persona de la que sospechan que va a cometer un atentado, según ha informado Sky News.

En una rueda de prensa ofrecida por los responsables policiales a las dos y media de la tarde —hora local—, Blair ha mostrado las imágenes captadas por cámaras de vídeo de cuatro hombres a los que se relaciona con el ataque, para pedir la colaboración ciudadana con el fin de atraparles. La persona abatida esta mañana no es uno de estos cuatro sospechosos. El subcomisario Andy Hayman ha explicado que los cuatro artefactos que estallaron ayer en el metro y en un autobús de Londres —sin causar víctimas mortales— eran "de fabricación casera" y estaban ocultos en "bolsas o mochilas oscuras".

Además, Blair ha precisado que en esos mismos momentos se estaba llevando a cabo una operación especial en dos casas de la ciudad. En Harrow Road, una vivienda ha sido rodeada por la policía; se han escuchado al menos siete estallidos leves, según han contado testigos a la BBC, sin precisar si se trata de explosivos o disparos. Un equipo de artificieros se ha desplazado a esa área. Poco después de las cinco de la tarde, Sky News ha informado citando fuentes policiales de la detención de una persona en las proximidades de la estación de Stockwell, durante el registro de una vivienda en esa área.

El libertad dos sospechosos

Poco después, Scotland Yard detenía a otra persona en la ciudad de Birminghan que a las pocas horas ha sido puesta en libertad. El individuo había sido detenido en la estación ferroviaria de Snow Hill, en aplicación de la ley antiterrorista del Reino Unido. El inspector de la Policía del Transporte británica, Phil Milton, ha afirmado que, en principio, el arresto "está completamente desvinculado" con los ataques de Londres y ha confirmado que los artificieros, tras examinar dos maletas sospechosas pertenecientes a ese individuo, han llegado a la conclusión de que no representan ningún problema para la seguridad ciudadana.

Por otra parte, un individuo detenido por los atentados del pasado día 7 en Londres, que causaron 56 muertos y unos 700 heridos, ha sido puesto en libertad sin cargos esta noche, según han confirmado fuentes policiales a la cadena pública británica BBC. El hombre, de 29 años y cuya identidad no se ha divulgado, se encontraba arrestado bajo sospecha de "cometer, instigar o preparar actos de terrorismo", según había indicado la policía la semana pasada. El hombre, supuestamente emparentado con uno de los terroristas, estaba recluido en la comisaría de alta seguridad de Paddington Green, en el oeste de la capital británica, tras ser detenido el pasado 12 de julio en Leeds, al norte del país.