Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo terrorista atenta en el barrio de las embajadas de Damasco

Dos de los cuatro asaltantes, un policía y una civil mueren en el ataque.- La embajada canadiense sufre ligeros daños por la explosión

Un grupo terrorista ha lanzado esta noche un ataque en el barrio de las embajadas de Damasco, la capital de Siria. En la explosión y posterior tiroteo han muerto dos de los cuatro asaltantes, un policía y una civil. Canadá ha señalado que su embajada ha resultado ligeramente dañada.

El ministro del Interior sirio ha informado de que son cuatro los fallecidos: dos terroristas, abatidos por la policía, un agente y una mujer. "Un grupo de cuatro personas colocó una carga bajo un coche estacionado". La carga "explotó y provocó destrozos en un inmueble deshabitado en Mezzeh", al oeste de Damasco, ha indicado después un responsable del Ministerio sirio de Interior citado por la agencia oficial Sana. La misma fuente ha agregado que tras la explosión se produjo "un enfrentamiento [...] entre las fuerzas del orden y el grupo terrorista, que se dio a la fuga en un coche mientras lanzaba granadas contra las fuerzas de seguridad". Otros dos asaltantes han resultado heridos de gravedad. El civil muerto era una mujer que se encontraba en el lugar de los hechos, ha precisado esta fuente.

Las fuerzas de seguridad sirias han encontrado después un depósito de armas y explosivos en una operación desarrollada en el mismo barrio donde se ha producido el atentado, ha informado la televisión siria.

Syria's state-run TV showed footage of a room in which

rocket-propelled grenades, gas cylinders and bags of yellow

powder were stored. It said the makeshift depot was used by the

same group that launched an attack in the diplomatic Mazze area,

detonating a car bomb and exchanging fire with police.

Mientras, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Canadá, Marie Christine Lilkoff, ha confirmado que su embajada ha resultado ligeramente dañada con "destrozos menores, el cristal de la puerta ha estallado", ha indicado a la agencia France Presse. En un primer momento, el ministro canadiense de Exteriores, Bill

Graham, indicó a la prensa que la explosión no había dañado la sede diplomática de este país, ni se habían producido víctimas de esta nacionalidad.

La ONU, a salvo

La ONU manifestó a través de una portavoz, Maria Obake, que "los informes preliminares" dicen que no ha habido daños materiales a ninguna oficina" de esta organización y que "todos los empleados están a salvo", de esta forma salía al paso de informaciones previas que apuntaban a que el edificio de Naciones Unidas había sido destruido. Obake ha agregado que una de las instalaciones afectadas por los atentados es conocida como "edificio de la ONU", porque albergaba anteriormente las oficinas de la Fuerza de Observación de las Naciones Unidas para la Retirada (UNDOF), que controla desde 1974 el alto el fuego entre Israel y Siria. Pero el edificio es actualmente una residencia civil y la ONU no tiene ninguna de sus oficinas en ese complejo, según la portavoz.

Las primeras noticias sobre el suceso llegaban poco antes de las nueve de la noche (hora peninsular española) y señalaban que se había escuchado una serie de explosiones, hasta quince según algunas fuentes, en un barrio de Damasco. La cadena de televisión árabe Al Yazira puntualizaba poco después que podía tratarse de un atentado en cadena con coches bomba, extremo que ha sido descartado después.