Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico planea aumentar su control sobre los contenidos de la BBC

Según el diario 'The Sunday Times', tras el 'caso Kelly', el Gabinete de Blair estudia cambiar el actual

estatus de la cadena pública

El Gobierno británico está estudiando un plan para desmantelar la cadena pública de radiotelevisión BBC (British Broadcasting Corporation) y modificar su estatus independiente tras la polémica que le enfrentó con la cadena británica en torno a la guerra en Irak, asegura el prestigioso periódico dominical londinense The Sunday Times.

Los planes del Gobierno del primer ministro Tony Blair consisten en cambiar la estructura actual de la BBC para dividirla en distintas entidades para Inglaterra, Escocia, el País de Gales e Irlanda del Norte.

Según el diario, dichos planes incluirían un mayor control gubernamental de los contenidos de la BBC, cerrar los mercados de la BBC que no se consideren "servicios públicos" e incluso obligar a la corporación a vender algunas de sus licencias.

El fantasma del 'caso Kelly'

La BBC, independiente pese a ser financiada con dinero público, atraviesa en la actualidad uno de los peores momentos en sus relaciones con el Gobierno en sus 82 años de existencia.

Todo empezó en mayo pasado, cuando la BBC acusó en un reportaje al Ejecutivo laborista del primer ministro Tony Blair de haber exagerado deliberadamente la amenaza que suponían las armas de destrucción masiva del Irak de Saddam Hussein en su informe sobre la cuestión.

El experto gubernamental en armamento David Kelly fue públicamente identificado posteriormente como la fuente de esas informaciones, lo que le llevó algún tiempo después a suicidarse debido a la presión.

En las conclusiones de su investigación sobre la muerte de Kelly, el juez Brian Hutton afirmó el mes pasado que la acusación de la BBC era "infundada" y obligó a la corporación a pedir disculpas, provocando las dimisiones del director general del ente y del periodista autor del reportaje.