Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido suspende todos sus vuelos con Kenia por una "amenaza terrorista inminente"

El anuncio llega dos días después de que un triple atentado suicida causara más de 30 muertos en Arabia Saudí

Reino Unido ha decidido suspender todos sus vuelos con destino a Kenia ante el temor a que se produzca un "atentado terrorista inminente" en el país africano. La medida surte efecto desde la noche del jueves (23.00 horas en España), según ha anunciado la asociación de agentes de viaje británicos (Association of British Travel Agents/ABTA).

El anuncio llega poco después de que el Departamento de Estado de EE UU advirtiese a sus ciudadanos que proyectan viajar al este de Africa, especialmente a Kenia, que estén atentos ante la persistente amenaza planteada por grupos extremistas en ese país. Si bien dirigida a los estadounidenses, la advertencia ha metido el miedo en el cuerpo al Gobierno británico que, a través de su Ministerio de Transportes, ha informado a las compañías aéreas de que "el nivel de amenaza contra los intereses de la aviación civil británica en Kenia ha pasado a ser inminente".

La suspensión afecta sobre todo a la compañía British Airways (BA), con rutas diarias, y a la de chárter Monarch, que viaja de Londres a Mombassa.

1.200 turistas británicos en Kenia

Se calcula que en la actualidad hay unos 1.200 británicos que pasan sus vacaciones en Kenia, cien de ellos con "paquetes" de Thomson Holidays, el principal operador turístico del Reino Unido. Un portavoz de esa compañía ha informado de que se han suspendido las reservas para vacaciones en Kenia durante los próximos diez días.

La orden del Gobierno británico no afecta a las aerolíneas de otros países y Kenyan Airways ha decidido mantener sus vuelos Londres-Nairobi. "Nuestras operaciones continúan de forma normal", aunque "con una vigilancia extra", ha dicho a la cadena de televisión Sky News David Granville, portavoz de la aerolínea africana.

Brutales atentados

La decisión del Gobierno británico se ha producido después de que las autoridades kenianas hayan puesto en alerta a los sistemas de seguridad, tras los atentados ocurridos recientemente en Riad y al tiempo que EE UU ha pedido también precaución a sus ciudadanos en Kenia.

La ciudad de Mombasa, en Kenia, fue escenario en noviembre pasado de un atentado terrorista contra un hotel de propiedad israelí, que causó 15 muertos, y también de un intento fallido de atacar con un misil un avión de pasajeros. En noviembre de 1998, dos atentados contra las embajadas estadounidenses en las capitales de Kenia y Tanzania, atribuido a la red terrorista Al Qaeda, causó 224 muertos.

Las fuerzas de seguridad kenianas creen que se encuentra en el país Fazul Abdullah Mohamed, uno de los terroristas más buscados por el FBI, que lo acusa de tener relación con los atentados en Nairobi y Dar es Salaam en 1998 y de organizar el atentado de noviembre pasado.