Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Un líder de Hamás muere acribillado por francotiradores israelíes

Abdel Rajmán Hamad, ha sido asesinado a la puerta de su casa, en el distrito cisjordano de Kalkilia.- Israel anuncia la retirada de dos barrios de Hebrón ocupados desde el 5 de octubre

Un destacado jefe del brazo armado de la organización integrista palestina Hamás ha muerto hoy acribillado por los disparos de francotiradores israelíes a la puerta de su casa, en el distrito cisjordano de Kalkilia, según ha informado la radio estatal de Israel.

Los francotiradores, pertenecientes a los organismos de seguridad de Israel, mataron a Abdel Rajmán Hamad, de 33 años y uno de los hombres más buscados por los organismos de seguridad israelíes, cuando se encontraba en la puerta de su casa, de la que estaba a punto de salir, según las fuentes.

Los hechos, que se produjeron a primeras horas de la mañana, han sido confirmados por portavoces israelíes, que dijeron que la víctima "era un peligroso terrorista".

Los autores del nuevo "asesinato selectivo", el primer en varias semanas, pueden pertenecer a una unidad de elite del Ejército israelí, el Servicio General de Seguridad (el secreto Shin Bet), según fuentes israelíes.

Este tipo de operación de eliminación de activistas sospechosos de actos terroristas ha costado la vida a más de medio centenar de palestinos desde noviembre de 2000.

Retirada de Hebrón

El asesinato de Rajmán ha venido sin embargo seguido de un gesto de buena voluntad del Gobierno de Ariel Sharon, que ha anunciado que el Ejército israelí se retirará de dos barrios que había vuelto a ocupar en Hebrón (Cisjordania) "a cambio del compromiso de la Autoridad Palestina de impedir disparos en todo el sector de Hebrón".

La radio pública israelí había informado anteriormente de ese acuerdo de retirada, anunciado por el primer ministro Ariel Sharon en el Consejo de ministros en su reunión semanal de este domingo.

Más tarde, el jefe del Estado Mayor israelí, el general Saúl Mofaz, se había declarado contrario a la retirada, lo que ha desatado una enérgica reacción del ministro de Defensa israelí, Benyamin Ben Eliezer.

"El primer ministro ha subrayado que, a cambio del compromiso de la Autoridad Palestina de impedir los disparos en todo el sector de Hebrón, el Ejército israelí se retirará de los barrios de Abú Sneinah y Al Sheij", que ocupaba desde el 5 de octubre, añade el comunicado.

"La retirada será ultimada durante encuentros sobre seguridad (palestino-israelí) para decidir las medidas para aplicarla", indica el texto.

"En caso de violación (del acuerdo), el Ejército israelí volverá a ocupar esos lugares, y otros, según las necesidades", han subrayado las mismas fuentes.

El 5 de octubre, después de que palestinos dispararan desde Al Sheij y Abú Sneinah contra el barrio judío de Hebrón, situado a un nivel más bajo, Israel había vuelto a ocupar esos dos barrios, donde siete palestinos murieron desde entonces en enfrentamientos con el Ejército.

En cumplimiento de un acuerdo con la Autoridad Palestina, Israel evacuó en 1997 el 80% de Hebrón, pero controla todavía un enclave en el que viven 400 colonos extremistas judíos, entre 120.000 palestinos, bajo la protección de varios centenares de soldados israelíes.