PREPARATIVOS BÉLICOS

Las organizaciones humanitarias piden ayuda para los refugiados afganos

La inminente represalia militar de EE UU contra Afganistán está provocando una nueva crisis de refugiados entre la castigada población del país asiático. Las organizaciones humanitarias, que aseguran que más de un millón y medio de afganos han logrado burlar los controles y entrar en los países limítrofes, han pedido a la comunidad internacional que "asuma sus responsabilidades" y ayude a los desplazados.

El gran drama humano y social en que se ha visto envuelta la región sólo se puede valorar atendiendo a los dramáticos llamamientos hechos en las últimas horas por los organismos humanitarios, que aseguran que los afganos están viviendo una situación catastrófica.

Seis millones de personas deambulan por el país buscando lugares seguros donde protegerse y, sobre todo, intentando llegar a los países vecinos que desde hace días han cerrado sus fronteras. De ellos, se calcula que al menos un millón y medio han logrado cruzar las fronteras.

Lo más grave es que estas personas llevan una semana sin recibir la ayuda alimentaria que recibían anteriormente, lo que les hace todavía más frágiles, según las denuncias de las ONG.

Un drama sin testigos

La situación de preguerra que se percibe en los últimos días ha alcanzado también a los periodistas, ya que el Gobierno les ha restringido la entrada a los campos de refugiados aduciendo que no pueden garantizar su seguridad. Además, se les ha prohibido también salir de la ciudad por los caminos que conducen a la frontera, que ha sido reforzada por los talibán.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

De esta forma, los refugiados que se agolpan en las puertas de los países vecinos están ahora más solos que nunca sin el testimonio de los medios de comunicacion para mostrar el sufrimiento de una población que lleva 22 años esperando la paz y una estabilidad mínima que le permita volver a instalarse en sus lugares de origen.

Ante esta situación, Amnistía Internacional ha solicitado a los países occidentales que ayuden a Pakistán, Irán y Tayikistán, que comparten frontera con Afganistán, a hacer frente a la ola de refugiados.

Además, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha hecho un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que done una ayuda de más de 5,5 millones de dólares (cerca de 1.000 millones de pesetas) para afrontar la crisis humanitaria.

A su juicio, esta situación "está alcanzando una dimensión mundial", especialmente en lo que se refiere a movimientos de refugiados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS