Argentina rechaza la extradición del ex oficial Alfredo Astiz

Argentina ha rechazado formalmente las peticiones de Italia y Francia para la extradición del ex marino Alfredo Astiz, acusado de graves violaciones de los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar (1976-1983). Astiz, conocido como el Ángel de la Muerte se encuentra detenido en dependencias militares en Zárate.

El ministro de Asuntos Exteriores argentino, Adalberto Rodríguez Giavarini, ha dicho ante la prensa que las solicitudes han sido rechazadas en sintonía con la postura del Estado argentino en contra de la aplicación del principio de extraterritorialidad de las leyes.

Las autoridades argentinas sostienen que los delitos deben ser juzgados en Argentina y de acuerdo con el esquema jurídico de este país.

La teoría es aplicada a pesar de que los responsables del plan de represión y exterminio ejecutado por el Gobierno castrense quedaron eximidos de persecución penal por la la Ley de Obediencia Debida, dictada en 1984.

Aunque se haya dado respuesta negativa a la extradición, el Gobierno argentino ha derivado a la justicia penal una parte de la denuncia italiana en la que Astiz está involucrado en la desaparición de un recién nacido.

El delito de secuestro de bebés no prescribe para las leyes argentinas, debido a que sus efectos permanecen en el tiempo, por lo que quienes están acusados del mismo pueden ser juzgados y condenados, a pesar de que se hayan beneficiado de indultos o leyes exculpatorias.

Por este delito están arrestados, entre otros oficiales del régimen, el ex presidente Jorge Videla y el ex jefe de la Armada, Emilio Massera.

La justicia argentina admitió la petición de captura internacional

Hace poco más de un mes, y sólo dos días después de que una jueza argentina admitiese la petición de captura internacional con fines de extradición a Italia, Astiz se entregó voluntariamente a la INTERPOL.

Italia pretende juzgar al Ángel de la Muerte por la desaparición del bebé de una mujer secuestrada por los militares.

Además, Astiz fue condenado a cadena perpetua en ausencia por un tribunal de París por el homicidio de dos monjas. También está incluido en un sumario que tiene abierto la Audiencia Territorial de Nuremberg (Alemania) sobre la ejecución o desaparición de ciudadanos de origen alemán a manos de militares y policías argentinos durante la dictadura.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50