Aplicación desaplicada

En vez de ‘app’, con una ‘p’ que sobra, se podría escribir “ap”, pero eso sería una extraña formación

Una mujer usa una aplicación desde su móvil.
Una mujer usa una aplicación desde su móvil.ljubaphoto / Getty Images

Nuestra acomplejada veneración por el inglés ha llegado a tal punto que hasta adoptamos sus abreviaturas. Sucede con el signo ampersand (&), que significa “y”. Se inventó en la Roma del siglo I antes de Cristo, y en latín tenía sentido para abreviar con un solo trazo una palabra muy frecuente que constaba de dos: et. Se lo quedó luego el inglés para resumir las tres letras de su conjunción and. Y nosotros lo copiamos ahora en nombres comerciales como “Vittorio & Lucchino”, “Durán & Durán, abogados” o “Pérez & Ruiz, supermercados”, pero realmente carece de sentido ...

Más información