Juicios

Britney Spears logra que un juez la escuche sobre su petición de libertad

La cantante acudirá el 23 de junio ante un tribunal de Los Ángeles para tratar de dirimir la situación de tutela en la que se encuentra desde 2008

Britney Spears, en unos premios de la MTV en Nueva York, en agosto de 2016.
Britney Spears, en unos premios de la MTV en Nueva York, en agosto de 2016.Eduardo Munoz / Reuters

“Mi clienta ha pedido una vista en la que ella pueda interpelar a la corte de forma directa. Ha pedido que se haga con la mayor rapidez posible”. Esas fueron las palabras que Samuel Ingham, el abogado de Britney Spears, pronunció de forma clara y directa el martes al tribunal de Los Ángeles (California), que lleva el caso de la custodia de la cantante. En 13 años desde que Spears, de 39 años, perdió la custodia de su vida, esta es una de las pocas veces en las que ha pedido de forma personal, más allá de abogados, interceder ante la corte.

La artista lleva desde el año 2008 bajo custodia de su padre, Jamie Spears, y también en silencio. Ella ni entra de forma directa en el trato con el tribunal ni habla jamás de la cuestión de sus tutores. Pero esta vez parece haber roto ese mantra del silencio y ha decidido enfrentarse a los jueces, aunque se desconoce qué quiere transmitir exactamente. Su petición ha sido concedida y será el 23 de junio cuando se vea cara a cara en el tribunal, según han dado a conocer medios como CNN o Page Six, que asistieron de forma virtual a la vista. Además, habrá otra sesión sobre asuntos concernientes a la cantante el 14 de julio. A la cita en los tribunales acudieron multitud de seguidores de la cantante, que llevaron banderas y pancartas a favor de su libertad.

Britney Spears lleva desde el año 2008 bajo el control de su padre, al que los jueces le han otorgado su custodia repetidamente. Pero en 2019 la situación empeoró, cuando la cantante fue ingresada por tercera vez en un centro psiquiátrico. Entonces se dijo que el motivo había sido “una crisis nerviosa” por la mala salud de su padre, pero ella contó que fue él quien la ingresó por vía judicial después de que saliera a tomarse una hamburguesa con su novio sin que su tutor lo supiera. El pasado verano el tribunal volvió a retomar su caso y la cantante llegó a pedir —siempre a través de su abogado— que Jamie dejara de ser su tutor legal y que el control de su persona y sus cuentas pasaran a otras manos; tal era su insistencia que amenazó con dejar de cantar si él seguía siendo su responsable.

Fans de Britney Spears se manifiestan a su favor en Los Ángeles, California, el 27 de abril de 2021.
Fans de Britney Spears se manifiestan a su favor en Los Ángeles, California, el 27 de abril de 2021.VALERIE MACON / AFP

Entonces se fijó una nueva vista para seis meses después que, efectivamente, tuvo lugar en febrero. Fue ahí cuando la juez decidió no darle la custodia completa al padre de la cantante, y que este tuviera que compartirla con un fondo de inversión que ella había designado y que en alguna ocasión había gestionado su vida. Por tanto, Jamie Spears sigue siendo el tutor legal de Britney, pero a partir de ahora todas sus decisiones, también las financieras, debe compartirlas con el fondo Bassemer Trust, en concreto con la administradora Jodi Montgomery. Ella fue quien, tras los problemas de salud que sufrió su padre en septiembre de 2019, gestionó parte de su tutoría y quien desde febrero teníael control de su faceta personal, mientras que Jamie se había quedado con la financiera. La cantante, como se supo en otra vista en marzo, que su padre, busca que Jamie no continúe siendo su tutor y que todo pase a manos de Montgomery.

El caso dio un vuelco, sobre todo mediático, cuando poco antes de esa vista de febrero el diario The New York Times estrenó un documental propio con testimonios de personas muy cercanas a Spears que ponían en valor las capacidades de la cantante y cuestionaban el papel de Jamie en su vida. Entre los muchos testimonios resultaba llamativo, por ejemplo, el de una de sus jefas de marketing, Kim Kaiman: “[Su madre] Lynn era la que apoyaba a Britney. Jamás hablé con su padre. Lo único que me dijo Jamie una vez fue: ‘Mi hija va a ser tan rica que me comprará un barco”. La cantante contó en su perfil de Instagram, prolífico pero en el que no suele tocar este tema, que no había visto el documental pero que se sintió “avergonzada” por lo que se expuso en él.

Britney Spears recibe cada semana una asignación de 1.500 dólares (unos 1.400 euros), pero se estima que su patrimonio supera los 200 millones de euros netos acumulados. De hecho, solo en 2017, su último año en activo, ganó unos 35 millones.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50