El legado que deja Àlex Casademunt

Los temas que el cantante de la primera edición de ‘Operación Triunfo’, fallecido en un accidente a los 39 años, dejó grabados saldrán a la luz y sus beneficios irán a su hija de tres años

Álex Casademunt, en una imagen de archivo.
Álex Casademunt, en una imagen de archivo.EUROPA PRESS (EL PAÍS)

Àlex Casademunt tenía muchos sueños y proyectos por cumplir. La repentina muerte del cantante salido de la primera edición de Operación Triunfo hace 10 días en un accidente de coche a los 39 años ha dejado en pausa algunos de sus proyectos musicales, pero su familia no quiere que se queden metidos en un cajón y, según ha podido saber EL PAÍS, ya ha hablado con la discográfica para que pronto vean la luz. “Lo que estaba haciendo Àlex se va a publicar en breve”, ha asegurado su representante, Daniel Skavia, a este periódico, quien ha insistido en que es una decisión únicamente de la familia. “Todo lo que se genere va a ser en beneficio de su hija”.

Casademunt estaba trabajando en un nuevo álbum de estudio y ya tenía en proceso algunas canciones. Aunque sin terminar, será la discográfica, Sonogrand Music, quien se encargue de rematar esos temas y publicarlos. “La familia quiere que la gente sepa lo que él estaba haciendo. Están muy agradecidos con todo el apoyo y el cariño que han recibido y han decidido que salga adelante”. Aunque su representante no define ni la fecha ni el formato que tendrán estas canciones sí aclara que estarán cantadas por Casademunt y no se va a variar nada de como él lo dejó. No descarta que otros artistas conocidos y amigos del catalán hagan alguna colaboración específica, pero la esencia va a ser la voz y el trabajo de Àlex. “Hay propuestas encima de la mesa pero lo que queremos es que la gente le escuche a él, no que escuchen las canciones porque haya una colaboración. Él tenía mucho talento”.

Aunque no tuvo la misma suerte que otros compañeros de su edición de Operación Triunfo —solo publicó un disco—, Casademunt sentía verdadera pasión por la música y así lo confirma la gente que lo conocía bien. Además de varios singles en solitario o junto a su hermano Joan, el de Mataró continuaba trabajando codo con codo con sus compañeros de Fórmula Abierta, grupo que formó junto a Javián, Mireia y Geno tras el éxito del talent show de TVE. La banda pasó durante años por varios altibajos, cambio de componentes e incluso se llegó a disolver. Pero después del famoso reencuentro de los concursantes de OT 1 en 2016, el grupo se volvió a unir y a salir de gira en 2017. Mireia duró poco en esta nueva aventura, y a los meses decidió abandonar, pero Àlex, Javián y Geno continuaron un año más. En 2018 Geno se despedía voluntariamente y los chicos acogieron en su lugar a Tessa Bodí, concursante de la segunda edición de OT. Ahora, sin Àlex Casademunt nada podrá ser igual. “Àlex era el alma mater del grupo. Si falta él no tiene sentido seguir”, lamenta su representante, mánager a su vez de Fórmula Abierta. Eso sí, no descartan volver a reunirse y hacer un pequeño homenaje al catalán, pero “algo puntual”. “Ahora mismo no hay ánimos de nada, ni de subirse a un escenario, encima la situación de la covid no ayuda”, explica Skavia, que desecha tajantemente la idea de sustituir a Casademunt para continuar adelante con el grupo: “Poner un sustituto a Àlex sería una falta de respeto muy grande”.

Paralelamente a la música, Casademunt desarrolló su faceta artística en la televisión y en el teatro. Participó en programas infantiles o de entretenimiento, como Los Lunnis, Mira quién baila o Crónicas Marcianas, e incluso colaboró con tareas de presentador en El chat de Operación Triunfo en la quinta edición del formato, o de colaborador en El programa de Ana Rosa y en Hora punta, que entre 2016 y 2018 presentó Javier Cárdenas en La 1. También le llamaba el mundo de la interpretación y participó en series como La sopa boba (2004), de Antena 3; Mar de fons (2006), de TV3; Arrayán (entre 2008 y 2010), de Canal Sur, o Vive cantando (2013), de Antena 3. El teatro le apasionaba en más de una faceta, y además de ser intérprete en obras como Mamma Mia o El otro lado de la cama también probó suerte como dramaturgo y preparó algunas obras de teatro corto o microteatro en Barcelona, como Dreams.

Cuando se cumplen 20 años de la primera edición (y la más exitosa) de Operación Triunfo muchos son los que desean que se produzca un nuevo reencuentro entre los concursantes que marcaron a toda una generación. Un deseo que se ha incrementado tras el fatal accidente que acabó con la vida de Àlex Casademunt el pasado 2 de marzo, cuando el coche del cantante chocó frontalmente contra un autobús cerca de una rotonda en la carretera Cirera en Mataró. Su agente no tiene constancia de que esta unión se esté preparando y aclara que la familia de Àlex quiere huir de la idea de que se quiere sacar provecho de su muerte.

Hace tres años que Àlex Casademunt se convirtió en padre de una niña, Bruna, nacida de una relación con una mujer de la que poco se sabe, más allá de su nombre, Laia, y que cortaron cuando ella estaba embarazada de cuatro meses. En los últimos años el cantante mantenía una relación con una joven llamada Judit Puig, creadora de la marca de calcetines SonSocks y de la que Casademunt era cofundador. Ambas mujeres coincidieron en el emotivo funeral del artista, al que no faltaron sus compañeros de Operación Triunfo. Ahora es su música y los beneficios que esta le seguirá reportando el legado que deja a su pequeña, por deseo expreso de la familia.

Sobre la firma

Maite Morate

Es redactora en Última Hora y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en el diario digital Redacción Médica y en la Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS