Hollywood

Tom Cruise y Nicole Kidman, 20 años del divorcio más misterioso de Hollywood

Trataron de mostrarse como una de las parejas más perfectas del mundo del cine pero su matrimonio siempre estuvo bajo sospecha y con la Cienciología como telón de fondo

Nicole Kidman y Tom Cruise cuando eran pareja.
Nicole Kidman y Tom Cruise cuando eran pareja.

Conformaron una de las parejas más veneradas de Hollywood y también una de las más enigmáticas. Hace ahora 20 años, Tom Cruise y Nicole Kidman anunciaron su separación, una historia rodeada de un gran hermetismo en la que la Cienciología jugó un importante papel. Los actores rompieron y los dos hijos que adoptaron, Isabella y Connor, optaron por quedarse con su padre. Pese a las dos décadas trascurridas, el misterio alrededor de su relación continúa.

Los actores se conocieron en el rodaje de Días de trueno, de Tony Scott. Se casaron en el año 24 de diciembre de 1990, con Dustin Hoffman como testigo, en una capilla en Telluride, Colorado, donde la pareja poseía una cabaña. Nunca se supo si ella se hizo seguidora durante esos años de la Cienciología, donde él es un destacado miembro. Durante los 11 años que estuvieron juntos se pasearon por las alfombras rojas de medio mundo mostrando su empalagoso amor con incesantes besos y caricias. Encarnaban lo que parecía una pareja perfecta hasta que todo se rompió. La versión oficial es que sus carreras profesionales les separaron. Dos años antes, Nicole Kidman y Tom Cruise se reunieron en la pantalla para una película histórica, el último trabajo del maestro Kubrick, Eyes Wide Shut, un rodaje agotador de 400 días que marcó el final de su historia de amor. Cuando Kubrick decidió filmar Eyes Wide Shut buscó un par de actores a ser posible casados. Pensó en Kim Basinger y Alec Baldwin pero al final se decidió por Cruise y Kidman.

Durante una década los actores se prodigaron en halagos. “Nuestro matrimonio tiene nueve años ahora [en 1999] y hemos superado la fecha de los fatídicos siete primeros años. Cuando también eres amado por tus defectos, estás realmente a salvo. No sé qué haría sin Tom. Estamos tan unidos que cada uno termina las frases del otro. Nos entendemos sin hablar“, desveló Kidman. “Cuando leí el guion de Jerry Maguire lloré por la última línea, que decía: ‘Me completas’. Es exactamente lo que siento por Nic“, agregó Cruise.

Pese a estas declaraciones algunos medios de comunicación de EE UU no dejaron de insinuar que su matrimonio era solo una fachada para ocultar la supuesta homosexualidad de Cruise e impulsar la carrera de Kidman. La pareja, harta de esos comentarios, acudió a los tribunales, donde ganó varias demandas. Cruise fue en esa época muy atacado por su exesposa, la también actriz Mimi Rogers, que insinuó que no estaba muy interesado en el sexo. La adopción por parte de la pareja Kidman-Cruise de una niña, Isabella, y luego de un niño, Connor, no ayudó a acabar con las insinuaciones.

Su vida de cara al exterior transcurría de manera idílica. Ambos programaban sus películas de acuerdo a las fechas y lugares de rodaje para no estar lejos el uno del otro por más de dos semanas. Misión: Imposible 2 se rodó, por ejemplo, en Australia porque se suponía que Nicole Kidman también trabajaría allí. De lo contrario, Tom Cruise se subía a su avión privado para encontrarse con su esposa.

Pero pasaron del amor a la separación de la noche a la mañana. Ella tuvo que firmar un contratado de confidencialidad. En 2001 la actriz le dijo al presentador David Letterman sobre su divorcio: “Bueno, ahora puedo llevar tacones”. No fue hasta 2012 cuando habló algo más. Fue en DuJour Magazine. “Me enamoré locamente, apasionadamente. Hubiera ido a los confines de la tierra por él, explicó. También remarcó que, debido a la presión mediática en general, y al acoso de los paparazis en particular, estaban “en una burbuja”: “Solo nosotros dos. Nos volvimos muy dependientes el uno del otro”. La ruptura, tal como ella misma confesó, “fue un shock”. “Me tomó mucho tiempo recuperarme”, relató

En una reveladora entrevista que concedió hace casi tres años a la revista Tatler, la actriz desveló por vez primera los motivos por los que adoptó junto a Cruise a Isabella y Connor. En 1990, poco después de la boda, sufrió un primer aborto, y la pesadilla volvió a repetirse en 2001 durante el proceso de divorcio. “No se habla lo suficiente de la pérdida por un aborto natural. Es un dolor inmenso para muchas mujeres”, contó. Kidman es ahora madre de dos hijas junto al cantante Keith Urban. Cruise se casó con la actriz Katie Holmes y se divorció; con ella tuvo una hija. Ahora no se le conoce ninguna relación.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50