Famosos

Tamara Falcó, un beso con mascarilla y otras pruebas que confirman su relación con Íñigo Onieva

La hija de Isabel Preysler estrena título de marquesa y concede entrevistas en las que evita hablar de su reciente noviazgo con el diseñador industrial

Tamara Falcó e Iñigo Onieva en un restaurante de Madrid, el 24 de noviembre de 2020.
Tamara Falcó e Iñigo Onieva en un restaurante de Madrid, el 24 de noviembre de 2020.KEN/UAT / GTRES

Tamara Falcó ha llegado a los 39 años, que cumplió el pasado 20 de noviembre, estrenando nueva vida. La única hija del matrimonio que formaron Isabel Preysler y Carlos Falcó se convierte este miércoles oficialmente en duquesa. Y este día también se confirma su relación con Íñigo Onieva. Que están juntos lo demuestran besos, cenas, salidas, paseos y una serie de pistas que son ya más que obvias. Las más recientes son unas fotografías de la flamante marquesa besando al joven, de 31 años, ambos con la mascarilla puesta, que ha logrado la revista ¡Hola! Agarrados fuertemente, vestido él de azul y gris y ella de blanco, la pareja se sujeta y se besa pese a llevar los tapabocas, algo que ya ha provocado comentarios y chascarrillos en las redes sociales. Pero no es la única: también Semana publica un vídeo de la pareja en un restaurante, junto a otra pareja de amigos, en la que ambos se muestra acaramelados, cariñosos y donde Falcó apoya su cabeza constantemente en el hombro de su actual pareja. Sus constantes besos y arrumacos llegan a convertirse en objeto de burla para sus amigos, que en un momento dado enmarcan a la pareja con un corazón hecho con sus manos.

Hasta ahora se había podido ver a Falcó paseando cariñosa con Onieva, pero sin besos de por medio. Ahora son varias las imágenes de ambos agarrados, tomando café juntos mientras caminan por el paseo del Prado de Madrid y besándose. Según explica ¡Hola!, que tiene información de primera mano al estar muy vinculada al clan Preysler, el romance lleva en marcha varios meses, tanto que Isabel Preysler ya conoce al joven, y él de hecho estuvo presente en la celebración de cumpleaños que la marquesa de Griñón organizó el pasado jueves 19 cuando salió de su trabajo semanal en El Hormiguero, además de volver a celebrar con varios amigos el domingo 22 en el flamante restaurante que el chef Dani García ha abierto en Madrid, en el hotel Four Seasons y volver a juntarse el lunes, de donde vuelve a haber más fotografías de ambos abrazados y besándose, esta vez con ella con mascarilla y él sin llevarla.

Precisamente esa publicación también ofrece una entrevista con Falcó con motivo de su cumpleaños y de la obtención de su título. Sin embargo, parece que ha sido realizada antes de conocer la relación de Falcó con su pareja, porque no hay ni una palabra al respecto. “Este año ha sido duro, pero estoy en paz”, afirma Tamara, que el pasado marzo perdió a su padre a causa del coronavirus.

En la charla, la colaboradora televisiva afirma que el de marquesa es el regalo más especial que ha recibido, algo que le hace “muchísima ilusión”. Por Navidad, aunque aún no sabe cómo va a pasarla pues dependerá de las restricciones, asegura que ella pedirá “salud para toda la familia”, afirmando que está “muy agradecida a Dios” por sus logros personales y laborales. Además, asegura que siempre sigue los consejos de su madre, especialmente en cuestiones de estilo, y que se alegra de servir de inspiración aunque su imagen “es todo un trabajo con un gran equipo”. Eso sí, de su relación, ni una palabra, más allá de reírse al ser preguntada por el amor.

Por otra parte, en cambio, Semana afirma que a sus 39 años y tras vivir una temporada en la céntrica zona de Ópera, en Madrid, Falcó vuelve a pensar en independizarse. Su triunfo en Masterchef Celebrity, sus colaboraciones en TVE y El Hormiguero y su próxima participación en otro concurso de Atresmedia, El Desafío la han hecho convertirse en un personaje popular más allá de la eterna sombra de su madre y convertirse en un personaje mediático de calado. Además, todo ello también la han dotado de independencia económica, algo a lo que probablemente ha ayudado la herencia de su padre, cuyos términos se desconocen. De ahí que la joven se plantee hacerse con un piso en la capital, pero esta vez más lejos del centro y más cerca de la casa que su madre comparte con el escritor Mario Vargas Llosa.

La relación entre Onieva y Falcó arrancó surgió a través de Álvaro Falcó, primo de Tamara, hijo del también recientemente fallecido marqués de Cubas y uno de los mejores amigos de Onieva, y de su pareja, Isabelle Junot. A sus 31 años, Íñigo Onieva es amante del motor y del diseño, ha estudiado en Madrid, Turín y Londres.

Tras trabajar para la compañía de automóviles SEAT, desde hace tres años, Onieva se emplea desde hace tres años como diseñador automovilístico en la empresa de construcción de coches y autocares italiana Zagato, con sede en Milán, aunque ahora está instalado en Madrid junto a su madre. Su hermana es la actriz Alejandra Onieva, conocida por sus papeles en series como Alta mar o El secreto de Puente Viejo y que a su vez sale con el también actor estadounidense Sebastian Stan, conocido por su papel en Capitán América.

Más información

Lo más visto en...

Top 50