Philippe Junot, de marido de Carolina de Mónaco a pariente de la familia Falcó

Isabelle, una de las hijas del ‘playboy’, está llamada a convertirse en marquesa de Cubas por su relación con Álvaro, el único hijo del aristócrata fallecido

Phillippe Junot, Isabelle Junot y Álvaro Falcó, por las calles de Madrid en 2018.
Phillippe Junot, Isabelle Junot y Álvaro Falcó, por las calles de Madrid en 2018.JON.ARRILLAGA / GTRES

Phillippe Junot era un famoso playboy francés que frecuentaba las fiesta más glamurosas de Europa cuando conoció en 1977 a Carolina de Mónaco. La hija de Rainiero y Grace Kelly ocupaba portadas de revistas donde era presentada como una de las princesas más prometedoras. Sus padres procuraron para ella una educación exquisita y se ocuparon de que conociera a jóvenes herederos de buena familia e incluso al príncipe Carlos, con el que en su momento se habló de un pequeño affaire. Pero los planes de los padres de Carolina se fueron al traste cuando en una de esas fiestas conoció al príncipe de la noche, Junot, 17 años mayor que ella. Hijo del político y millonario Michel Junot y descendiente de Jean-Andoche Junot, duque de Abrantes y general que luchó junto a Napoleón, su apellido figura inscrito en el Arco del Triunfo en París. A pesar de las proezas históricas de su familia, Rainiero y Grace no pudieron impedir que su hija mayor se casara con él en una de las bodas más sonadas del año 1978. Dos años después la pareja se separaba. Las continuas infidelidades de Junot hicieron imposible la relación.

Ambos rehicieron sus vidas, Carolina casándose primero con Stefano Casiraghi, padre de sus hijos Andrea, Carlota y Pierre, para pasar luego por un sonado romance con el actor Vincent Lindon y terminar contrayendo matrimonio con Ernesto de Hannover, del que finalmente también se separó.

Philippe Junot volvió a casarse en 1988 con Nina Wendelboe-Larsen. Con ella tuvo tres hijos; Victoria, Isabelle y Alexis. Este matrimonio también fracasó. La segunda de sus hijos, Isabelle, es la novia de Álvaro Falcó, el único descendiente de Fernando Falcó y heredero del título de marqués de Cubas. La relación de la pareja es sólida y todo parece indicar que la boda no está lejos. La muerte de Falcó el pasado martes ha devuelto a la actualidad al famoso playboy que hoy es un hombre de 80 años alejado de las fiestas y que pasa su tiempo entre Francia y Marbella, donde vive su segunda esposa y sus hijos. Ahora Junot es un hombre divorciado que en 2005 se volvió a convertir en padre, esta vez de una niña llamada Chloe, fruto de su relación con la modelo Helen Wendel. El playboy se presenta en la actualidad como un inversor y promotor inmobiliario.

Isabelle y Álvaro se conocieron esquiando en Suiza. “En realidad, lo saludé pensando que era otra persona. Otro español que tampoco sabía quién era pero que creía que iba a saludar. Así que hablamos un rato (...)”. Y se reencontraron dos años más tarde en Madrid. “Yo ni siquiera vivía aún aquí... Y nada, con el tiempo, me mudé, empezamos a quedar con la misma gente y poco a poco...”, contó a Vanity Fair, en una de sus escasas declaraciones. La joven se caracteriza por su discreción. Cuando comenzaron a salir se recordó el breve romance que mantuvieron los padres de ambos: Marta Chávarri, ya separada de Falcó y de Alberto Cortina, y Junot. Unas fotos de los dos juntos en Mallorca lo atestiguaron. Que Isabelle y Álvaro eran pareja se descubrió en 2018 en la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta donde acudieron juntos. El futuro marqués de Cubas es uno de los mejores amigos de Torretta como Alonso Aznar, hijo del expresidente del Gobierno.

lsabelle se ha convertido en una influencer que destina su trabajo a un grupo muy exclusivo de seguidores y promueve la alimentación sana a través de sus publicaciones. Isabelle estudió en el internado Le Rosey, por el que han pasado desde Juan Carlos I a miembros de las élites financieras. Tras acabar sus estudio intentó trabajar en la industria del cine. Ahora se ha instalado definitivamente en Madrid junto a Álvaro Falcó.

Lo más visto en...

Top 50