_
_
_
_

Marisol Nichols, actriz de ’Riverdale’ y agente encubierta del FBI en sus horas libres

La intérprete ha colaborado en redadas contra pedófilos. Su historia será llevada ahora a la pantalla

La actriz Marisol Nichols.
La actriz Marisol Nichols.JC Olivera (Getty Images)
El País

La actriz Marisol Nichols, de la serie Riverdale basada en los personajes de los cómics de Archie, y en la que da vida a Hermione Lodge, madre del personaje de Camila Mendes: Veronica Lodge, tiene un segundo trabajo. Uno que no incluye glamur, ni fama. La intérprete ha estado trabajando como agente encubierta para el FBI en la lucha contra el tráfico sexual infantil. Nichols pese a su fama ha sabido pasar desapercibida en los casos en los que se ha involucrado. La actriz reveló su sorprendente segundo trabajo en una entrevista a la revista Marie Claire y ahora se ha anunciado que su experiencia llegará a la pantalla, en una serie de televisión creada por Sony Pictures Television.

Nichols, de 46 años, ha trabajado como agente encubierta durante seis años, atrapando a depredadores sexuales infantiles. Junto con el FBI y otras fuerzas policiales ha sido cebo para operaciones domésticas e internacionales. Ha actuado como una madre de familia que busca vender su hijo o lo que sea que la situación requiera. También ha interpretado el papel de una joven de 12 años, haciendo creer a los depredadores que tendrían sexo.

El interpretar estos papeles no le ha resultado difícil ya que ha aparecido en programas como en CSI y Ley y Orden. Nichols empezó a trabajar en el mundo del tráfico de personas cuando su carrera se estancó por el 2012. Años después, creó una fundación con el objetivo de liberar a personas de la esclavitud y es portavoz de esta causa en diversos organismos.

La serie, que contará su segunda vida, será producida en parte por ella misma y es probable que ella sean también quien se interprete.

Durante una operación encubierta detallada por Nichols trabajó en una habitación de un motel sórdido donde se esperaba capturar a un depredador después de poner anuncios en una web clandestina solicitando sexo con niños. Nichols se puso al teléfono y habló con los pedófilos con un tono tímido y preadolescente con la esperanza de atraerlos a la habitación del motel. La operación dio resultado y atraparon a una docena de hombres. La actriz también recordó otra operación en la que se detuvo a un hombre de 38 años que “parecía ser un agente de bienes raíces”. “Estos tipos parecen personas normales”, explicó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_