Gente

Álvaro Morte, el éxito inesperado de un hombre tranquilo

El Profesor de ‘La casa de papel’ comienza el rodaje de la quinta y última temporada de la serie que lo convirtió en un fenómeno mundial, lo que vive de forma sencilla junto a su mujer y sus hijos mellizos

Álvaro Morte, en la cuarta entrega de 'La casa de papel'.
Álvaro Morte, en la cuarta entrega de 'La casa de papel'.TAMARA ARRANZ

Hace tres años el nombre de Álvaro Morte (Algeciras, 45 años) no sonaba demasiado. En su currículum destacaban papeles secundarios en series diarias como El Secreto de Puente Viejo y Amar es para siempre y, sobre todo, en obras teatrales. Si el nombre deja indiferente ahora solo hay que recordar que es El Profesor, de la serie La casa de papel. Con el éxito internacional de la producción al dar el salto de Antena 3 a Netflix el actor gaditano pasó del anonimato a los 11 millones de seguidores en Instagram y a ser reconocido por la calle tanto en Europa como en América y Asia. Pero él no ha perdido la cabeza. La fama le ha llegado con más de 40 años y una vida sencilla que le mantiene con los pies en la tierra.

“La fama la llevo bien porque mi vida sigue siendo igual. Sigo viviendo en mi piso humilde. Sí, es verdad que tengo más ofertas de trabajo, de lo que me siento afortunado, y me acuerdo mucho de todos mis compañeros que no solo no tienen trabajo, sino que hace dos años que no tienen acceso ni siquiera a un casting”, señaló el intérprete el pasado año a EL PAÍS. Morte continúa en la misma vivienda de Pozuelo de Alarcón en la que le llegó ese papel con el que ya no contaba. Allí reside junto a su pareja, la estilista Blanca Clemente, y sus mellizos, León y Julieta.

De izquierda a derecha los actores protagonistas de 'La casa de papel': Miguel Herrán, Álvaro Morte, Alba Flores, Úrsula Corberó e Jaime Lorente.
De izquierda a derecha los actores protagonistas de 'La casa de papel': Miguel Herrán, Álvaro Morte, Alba Flores, Úrsula Corberó e Jaime Lorente.

Con su mujer, además de una vida que reparten entre el mar y la montaña cuando el trabajo le permite un tiempo de descanso entre rodaje y rodaje, comparte la productora de teatro 300 Pistolas, creada en 2012. “Es el resultado de una idea que nació como un sueño… ¡Literal! ¡Blanca y yo estábamos viendo una obra de teatro clásico y nos estábamos quedando dormidos! ¿Por qué el teatro clásico ha de ser aburrido? […] Había algo que no nos cuadraba y nos pusimos manos a la obra”, cuenta Morte en la página web de la compañía.

Mientras ese gran papel se hacía esperar, él no se quedó con los brazos cruzados, sino que se volcó sobre las tablas mientras Blanca Clemente asumía el diseño y estilismo de la compañía. “Hablaba con mi chica hace un tiempo y me decía, ‘tú sabes que ya no vas a pegar un pelotazo, que eso queda reservado para los veinteañeros, y tú seguirás haciendo secundarios estupendos el resto de tu vida’. Yo eso ya lo habría firmado. Pero fíjate dónde estamos ahora”, confesaba el actor en 2019.

Tres años y dos atracos después, El Profesor ha comenzado el rodaje de la quinta y última temporada de La casa de papel, según anunció él mismo hace tres semanas con una imagen en su cuenta de Instagram que alcanzó los casi dos millones de me gusta: “He vuelto. El Profesor ha vuelto”. Desde que para el gran público se convirtió en El Profesor, las ofertas no han parado. En 2017, cuando Antena 3 canceló la serie de Álex Pina y Morte estaba en paro, aceptó un papel en la serie El embarcadero (estrenada en 2019) sin saber si estaba aceptando un protagonista o secundario. Al final resultó ser lo primero. En 2018, cuando ya era un fenómeno mundial, grabó Durante la tormenta, su primer papel principal en una película. Y estos días se le puede ver interpretar a Ramón cada semana en un nuevo capítulo de la producción internacional The Head, en España disponible en Orange TV.

Antes de todo esto, el actor comenzó a estudiar Telecomunicaciones, hasta que un día llamó a su padre. “Le dije: ‘Papá, que voy a cambiar de carrera…' Me dijo: ‘¿Qué vas a hacer? ¿Arquitectura?’ ‘No exactamente, voy a hacer Arte Dramático'. ‘¿Pero de qué vas a comer?”, fue la respuesta incrédula, según contó en una entrevista a En el Patio de Butacas. Más de 20 años después su padre está “orgullosísimo, pero por aquel entonces fue muy duro”. El intérprete explica ese cambio “como una especie de llamada”, pero también reconoce que le viene de su madre: “Mi madre es muy artista. Pinta, canta y demás, nunca lo ha hecho profesionalmente pero sí, yo soy igual que mi madre, creo que de ahí ha venido la herencia artística”, confesaba hace siete años.

El cambio de rumbo le llevó a estudiar interpretación en Finlandia en la Universidad de Tampere. “Una ciudad con 200 y pico mil habitantes que tiene veintitantas salas de teatro y todas funcionando a full, la gente repite una y otra vez, porque entienden que el teatro es algo vivo”. Algo muy diferente ocurre en Madrid, donde finalmente se asentó, pero donde supo encontrar un hueco en la industria sobre el escenario y la estabilidad que le brinda su familia.

“En esta profesión, hoy estás arriba y mañana estás abajo”, aseguró Morte el pasado año en ICON. Y él conoce bien ambos extremos, también en el plano personal. Hace nueve años le diagnosticaron un tumor canceroso en una pierna, y aunque le dieron pocas esperanzas de vida, no tuvo miedo a la muerte. “Quizá eso es lo que me curó, que no le tuve miedo. Considero que [la muerte] es parte de la vida, es algo que debemos aceptar porque tarde o temprano va a suceder”, expresó Morte el pasado noviembre en una entrevista a la agencia de noticias mexicana Notimex. Su camino no ha sido sencillo, pero ha sabido resistir. Frente al carácter cerrado y calculado de su personaje icónico, él se muestra como una persona abierta y centrada con una vida tranquila que no ha permitido que el éxito perturbe.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50