La infanta Cristina se refugia con sus cuatro hijos en Bidart

Tras la salida del rey emérito de España, la hermana de Felipe VI disfruta de unos días en la costa francesa junto a la familia de Urdangarin

La infanta Cristina por las calles de Ginebra.
La infanta Cristina por las calles de Ginebra.GAA/GEN / GTRES

Tras el anuncio del rey emérito de abandonar España, y su reciente salida del país, la hija pequeña de don Juan Carlos, la infanta Cristina, se ha escapado unos días a Bidart. La hermana de Felipe VI disfruta de unos días de vacaciones en la costa francesa junto a la familia de Iñaki Urdangarin, con quien mantiene la relación mientras su marido continua cumpliendo condena por el caso Nóos en la cárcel de Brieva, Ávila. Según publica la revista Hoy Corazón, la Infanta ha estado acompañada de sus cuatro hijos al completo: Juan, de 20 años; Pablo Nicolás, de 19 y que otros veranos se ha ausentado por sus compromisos deportivos; Miguel, de 18 e Irene, de 15. Los cuatro disfrutaron de una divertida mañana con sus primos en la playa, donde los chicos estuvieron practicando bodysurf mientras la benjamina tomaba el sol o caminaba por la orilla. Después, regresaron a casa acompañados de Cristina de Borbón, quien compartió risas y muestras de cariño con sus hijos.

La infanta Cristina y tres de sus cuatro hijos en la portada de la revista 'Hoy Corazón'.
La infanta Cristina y tres de sus cuatro hijos en la portada de la revista 'Hoy Corazón'.

Desde hace casi una década, Bidart es el refugio estival favorito de la infanta Cristina, donde no ha dejado de acudir tras el estallido del escándalo del caso Nóos hace ya ocho años. Allí, la familia Urdangarin alquila una casa en la que se reúnen los siete hermanos y sus hijos a lo largo de los meses de verano. Hace dos años, antes de reunirse con toda su familia política en el sur de Francia, Cristina de Borbón viajó con tres de sus cuatro hijos a Estados Unidos y pasó unos días en Minnesota, donde vive Cristina, una de las hermanas de Iñaki Urdangarin, médica de profesión, con su marido e hijos.

Este año no se espera que la Infanta ni sus hijos se acerquen a Palma de Mallorca en el que es el verano más atípico para la familia real después de que el rey Juan Carlos anunciara su decisión de abandonar España para evitar que las informaciones sobre las investigaciones abiertas por sus cuentas en el extranjero dañen a la Monarquía. En el Palacio de Marivent se encuentran desde la semana pasada la reina Sofía, su hermana, la princesa Irene de Grecia y su hija, la infanta Elena. Los reyes Felipe y Letizia llegaron este fin de semana a la isla junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y este lunes comienzan su agenda oficial. El año pasado solo Irene y Miguel pasaron unos días junto a sus primos y su abuela, pero no hubo constancia de que la infanta Cristina pasara por Palma.

Iñaki Urdangarín, su hijo Pablo Nicolás, su madre Claire Liebaert y la infanta Cristina en Vitoria el 25 de diciembre.
Iñaki Urdangarín, su hijo Pablo Nicolás, su madre Claire Liebaert y la infanta Cristina en Vitoria el 25 de diciembre.

Iñaki Urdangarin continúa cumpliendo condena en la prisión de Brieva, Ávila, donde espera disfrutar pronto del que sería su quinto permiso desde el pasado diciembre, cuando cumplió un cuarto de su condena, uno de los requisitos esenciales para que los reclusos puedan solicitar este beneficio. Si la pandemia por el coronavirus lo permite, el marido de la infanta Cristina podría pasar unos días a mediados de agosto en Vitoria junto a su familia y donde le esperaría la Infanta con sus hijos. Urdangarin pretendía juntarse con ellos en Bidart, pero al tratarse de una localidad situada en suelo francés no puede cruzar la frontera, por lo que será su familia quien vuelva a Vitoria para reunirse con él.

El pasado 17 de julio el exduque de Palma disfrutó también de su cuarto permiso, el segundo en el mes de julio. Una salida más agridulce que las anteriores, pues acababa de conocer que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, había rechazado la concesión de tercer grado o semilibertad, lo que le hubiera permitido ir a prisión solo a dormir de lunes a jueves.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50