Enrique Ponce: “Ana y yo estamos enamorados”

El torero rompe su silencio tras conocerse su separación después de 24 años de matrimonio y para aclarar que aunque tiene una nueva relación no ha sido infiel

El torero Enrique Ponce, en Povedilla, Albacete, en octubre.
El torero Enrique Ponce, en Povedilla, Albacete, en octubre.Gtresonline

La separación de Enrique Ponce y Paloma Cuevas se ha convertido en uno de los culebrones del verano. Los protagonistas de esta historia aseguran querer privacidad para resolver sus asuntos pero este miércoles ambos aparecen por separado en dos de las portadas de las revistas. El torero lo hace en Semana, la publicación que dio la exclusiva de la ruptura de la pareja. Ella lo hace en ¡Hola! Las declaraciones de Ponce son las más contundentes y aclaratorias de la situación. “Ana y yo estamos enamorados”, proclama. Ana es Ana Soria, una joven de 22 años con la que mantiene una relación en sus palabras “desde hace unos meses” aunque para algunas fuentes esta comenzó hace más tiempo. Por eso, el maestro aclara que no ha habido ninguna infidelidad, que su matrimonio ya estaba roto hace tiempo aunque asegura que han “muy discretos por Paloma”. “No le he sido infiel. Cuando conocí a Ana ya estaba separado”, afirma. La versiones que llegan del lado de Ponce aseguran que el matrimonio hacia vida por separado desde hace dos años aunque seguían juntos por sus hijas, Paloma, de 12, y Bianca, de 8.

Habían planeado contar su situación en otoño una vez que hubieran resuelto con sus abogados los términos de su acuerdo de ruptura. Cuevas inicialmente habló de que se habían tomado un tiempo de reflexión,, pero ante la avalancha de noticias emitió un comunicado conjunto con quien ha sido su marido.

“Viendo la gran repercusión mediática que estamos teniendo en los últimos días, queremos manifestar que nos encontramos en trámites de separación de hecho. Ha sido una decisión muy meditada, tomada de mutuo acuerdo y desde el profundo cariño y respeto mutuo que nos tenemos y que hemos demostrado durante todo nuestro matrimonio. El único fin de hacerlo público es para proteger a nuestro entorno familiar y, en especial, a nuestras dos hijas menores de edad”. Y añaden: “Solicitamos a todos los medios de comunicación el máximo respeto frente a nuestra decisión, y que cesen en la publicación de noticias falsas y difamatorias, que lo único que consiguen es provocar un daño irreparable a nuestras hijas, y agravar el menoscabo a nuestra imagen pública y reputación”. Pese a este llamamiento ambos han hablado en las revistas y en la televisión.

La pareja tiene por delante una complicada negociación en términos económicos, ya que el torero posee un gran patrimonio tras tres décadas toreando. Ella, economista de profesión, ha participado en algunos de los negocios de su marido además de dedicarse al diseño de joyas.

Paloma Cuevas aparece esta semana posando en unas imágenes exclusivas desde una de sus fincas para ¡Hola!, donde hace unas declaraciones menos concretas. “La felicidad de mis hijas está por encima de todo”, proclama. “Es un momento muy difícil..., pero ahora no me quiero preocupar por mí. Solo quiero que mis hijas y mis padres estén bien”, dice. Ellos, el torero Victoriano Valencia y Paloma Díaz, están con ella. Asegura que Enrique Ponce es su gran apoyo: “Estamos hablando mucho, todos los días, y nos estamos apoyando el uno en el otro”.

Quienes orbitan en torno al mundo del toro estaban sorprendidos de que en este último año o año y medio Enrique Ponce, que tomó la alternativa hace ya 30 años y que es una de las figuras más importantes del toreo, “estuviera toreando más que nadie”. “Llamaba la atención que un torero como él se fuera un viernes y se volviera un lunes para matar un toro en México o en un pueblo de Bolivia en pleno invierno. Extrañaba la cantidad de viajes que hacía”, reflexionan fuentes del sector. Algunos lo achacaban a posibles problemas financieros, quizá a una sanción de Hacienda o a alguna deuda por pagar. Ahora estos movimientos se interpretan como su deseo de iniciar una nueva vida. En este tiempo ha viajado mucho a México donde se le ha relacionado con varias mujeres y donde con la ayuda de su amigo, el cantante Luis Miguel, ha grabado un disco. En estos momentos el torero, de 48 años se confiesa “enamorado e ilusionado” al lado de Ana Soria, una joven estudiante de Derecho residente en Almería.

Ponce tiene previsto reaparecer en los ruedos el próximo día 1 de agosto.

Más información

Lo más visto en...

Top 50