Kanye West y otros famosos con aspiraciones políticas

El anuncio del rapero a optar a la presidencia de EE UU es el último de una larga lista de artistas que han seguido el mismo camino, como Arnold Schwarzenegger o Cynthia Nixon, entre otros

Kanye West

Coincidiendo con el Día de la Independencia de Estados Unidos, el rapero Kanye West anunció el pasado sábado 4 de julio que presentará su propia candidatura para la presidencia del país, después de haber apoyado en anteriores al actual mandatario y candidato a la reelección, Donald Trump. “Ahora debemos cumplir la promesa de Estados Unidos al confiar en Dios, unificar nuestra visión y construir nuestro futuro. Me postulo para presidente de Estados Unidos”, anunció el músico en sus redes sociales con el lema 2020 VISION. No es la primera vez que West, de 43 años y según la revista Forbes la estrella mejor pagada en 2020, especula sobre su incursión en la política, pero parece que este último aviso es el más firme de todos.

Cynthia Nixon

Cynthia Nixon, que lleva varios años siendo una de las actrices más comprometidas con su ciudad, en 2018 decidió dar el paso y presentarse a las primarias para convertirse en la candidata demócrata para el puesto de gobernador de Nueva York, un cargo que tuvo que disputarse sin éxito con Andrew Cuomo. “Estamos hartos de políticos que se preocupan más de los titulares y del poder que por nosotros. Algo debe cambiar”, dijo la estrella que en la serie ‘Sexo en Nueva York protagonizó a la abogada Miranda Hobbes.

Arnold Schwarzenegger

El actor Arnold Schwarzenegger se estrenaba como gobernador de California en 2003, cargo que ostentó hasta 2011. Aunque el intérprete de Terminator se presentó por el partido republicano, no tiene reparo en atacar a Donald Trump, contra el que se ha enfrentado en más de una ocasión expresándose contrario a algunas de sus políticas como, por ejemplo, la del cambio climático.

Ronald Reagan

Uno de los antecesores de Schwarzenegger como gobernador de California fue precisamente Ronald Reagan que ocupó el puesto entre 1967 y 1975, para después convertirse en presidente de los Estados Unidos de 1981 a 1989. En sus inicios como actor, Reagan ya apuntaba maneras en la política y fue presidente del Sindicato de Actores (SAG, por sus siglas en inglés) a los 17 años.

Gina Lollobrigida

Tras retirarse del mundo del cine en 1997, Gina Lollobrigida lo intentaría en otro campo totalmente diferente al que estaba acostumbrada y, en 1999, decidió comenzar una carrera política, presentándose para pertenecer al Parlamento Europeo. Pese a su fama y ser todo un mito vivo del cine europeo, la actriz no obtuvo los votos suficientes para representar a Italia en el Paralamento Europeo y se tuvo que conformar con ser nombrada Embajadora de la Buena Voluntad por la FAO.

Ilona Staller, Cicciolina

Ilona Staller, más conocida como Cicciolina, fue una actriz porno húngara que fue elegida como diputada en Itatia por el Partido Radical, que se oponía a la OTAN y a la energía nuclear. Uno de los grandes momentos que se recuerdan de Cicciolina es cuando, durante la guerra del Golfo, le dijo a Sadam Hussein que estaría dispuesta a tener sexo con él a cambio de que acabara la guerra. La también cantante fundó un nuevo partido hace unos años: DNA, Democrazia, Natura e Amor. “Queremos legalizar, regular y cooperativizar la prostitución; así como legalizar el matrimonio y la adopción homosexual y garantizar un salario mínimo para los jóvenes y pensiones para las personas mayores. También damos mucha importancia a la ecología y los derechos animales. Yo amo a los animales, no soporto que los maltraten, que experimenten con ellos”, decía en una entrevista con Tentaciones.

Clint Eastwood

A los 55 años (ahora tiene 90), Clint Eastwood se convirtió en alcalde de la pequeña ciudad californiana Carmel by the Sea. El actor y director, que en términos políticos siempre ha sido un robusto bastión del conservadurismo y ha apoyado a los republicanos, en los últimos años se define a él mismo como “libertario”. Ejemplo de ello es que el intérprete de Harry el sucio apoya, entre otras políticas, el matrimonio homosexual y el aborto, ambas contrarias al partido que siempre ha representado.

Melissa Gilbert

Melissa Gilbert, que interpretaba a Laura Ingalls en La casa de la pradera fue otra actriz que intentó conseguir un asiento en el Congreso de Estados Unidos cuando en 2016 se presentó como candidata demócrata por Michigan. Su única experiencia anterior en “política” había sido su participación en la presidencia del sindicato de actores (SAG). “No soy una política tradicional. No me criaron para ser política. Soy una ciudadana y creo que los líderes deberían ser más sinceros y menos políticos”, se definía a sí misma cuando se presentó a las primarias de Michigan.

Toni Cantó

En el terreno español, uno de los casos más famosos es el de Toni Cantó. El actor de 7 vidas se convirtió en diputado en el Congreso por UPyD de 2011 a 2015. Ese año se dio de baja del partido y se integró en Ciudadanos, formación que actualmente representa en el Congreso de los Diputados.

Pepe Viyuela

Siguiendo los pasos de Toni Cantó y Felisuco, en febrero del año pasado el actor Pepe Viyuela figuraba en la lista de Íñigo Errejón para el Consejo Ciudadano de Podemos. El intérprete de series como Olmos y Robles o Aída siempre ha estado interesado por la política. En 2011 ya se presentó a las elecciones municipales en San Sebastián de los Reyes, en Madrid, por el partido local Izquierda Independiente-Iniciativa, pero no llegó a ser concejal.

Félix Álvarez, Felisuco

El actor, humorista y presentador Félix Álvarez, más conocido por todos como Felisuco por su papel en programas como El informal o A tu lado, se afilió a Ciudadanos a finales de octubre de 2015 y desde mediados de 2017 comparte asiento en el Congreso de los Diputados con su compañero de profesión Toni Cantó, tras ser nombrado diputado nacional de Ciudadanos por Cantabria.

Glenda Jackson

La actriz británica ganadora de dos Oscar Glenda Jackson se retiró de la interpretación en 1992 para dedicarse a la política. Su nueva carrera no consiguió llegar más allá del puesto de subsecretaria del Ministerio de Trabajo, probablemente porque el izquierdismo de la diputada siempre renegó del Nuevo Laborismo de Tony Blair y porque se erigió como una de las voces contra la guerra de Irak. Tras agotar su último mandato parlamentario y bajo el argumento de que le tocaba entrar a una nueva generación, se despidió de la política en 2010.

Shirley Temple

La antigua niña prodigio Shirley Temple empezó a trabajar activamente para el partido republicano en los años 60. En el año 1967 se presentó a las primarias para convertirse en congresista por el Estado de California, pero no las ganó. Temple no desistió y siguió entre las bambalinas de la política. Entre sus cargos ejecutivos se encuentran varios puestos diplomáticos, y sirvió a Estados Unidos como delegada del país en muchas conferencias y cumbres a nivel internacional. En 1969, Richard Nixon la nombró delegada de las Naciones Unidas para más tarde convertirse en la primera mujer jefa de protocolo del país norteamericano. Llegó a ser embajadora de Ghana y de Checoslovaquia.

Lo más visto en...

Top 50