Guillermo y Enrique de Inglaterra, una batalla real de hermanos

La relación de los príncipes se convierte en argumento de un nuevo libro que se anuncia para octubre y disecciona los motivos de su 'divorcio'

Guillermo y, a la derecha, Enrique de Inglaterra.
Guillermo y, a la derecha, Enrique de Inglaterra.WPA Pool / Getty Images

La relación de los príncipes Guillermo y Enrique de Inglaterra lleva camino de convertirse en todo un culebrón que ocupa mucho espacio en la prensa y ahora también en las editoriales. Para el mes de agosto está anunciada la salida de un libro en el que los duques de Sussex y un grupo de sus íntimos desvelan cómo fue su vida en la familia real británica y los motivos de su marcha a América, un texto que Meghan Markle quiere que se lea lo antes posible para que se conozca lo que ella ha calificado como su “verdadera historia”, la de una mujer vulnerable, víctima de la vida palaciega que no acepta la llegada de intrusos. Pero cuando no dejan de resonar los ecos de este esperado manuscrito que hará que se tambaleen los muros de palacio se anuncia la salida de otra publicación. Se trata de un libro que se lanzará en octubre y explorará la compleja relación entre los dos hermanos. Un fuerte vínculo que se ha deteriorado desde el Megxit. Está firmado por el biógrafo y experto en realeza Robert Lacey. Batalla de hermanos: Guillermo y Enrique “abordará la relación única y compleja de los dos hermanos en el corazón de los últimos acontecimientos dentro de de la familia real”, según un comunicado de prensa.

Los príncipes Guillermo y Enrique nacieron el 21 de junio de 1982 y el 15 de septiembre de 1984, respectivamente, fruto del matrimonio entre el príncipe Carlos y Diana Spencer, quienes se casaron el 29 de julio de 1981. El matrimonio se convirtió en un fiasco después de la revelación de la aventura del príncipe de Gales con Camilla Parker Bowles, en 1992. La pareja se divorció. Cuatro años después, el 31 de agosto de 1997, Lady Di perdió la vida en un terrible accidente automovilístico en París. ”Muchos comentarios pero pocas explicaciones, la existencia de los hijos de Lady Di ha estado bajo constante escrutinio desde su nacimiento. Si fueron criados para ser muy cercanos, los últimos 18 meses han sido devastadores para ellos“, dice la sinopsis del libro. Robert Lacey ha investigado la complicidad inicial de los hermanos, su educación y los desafíos a los que se enfrentaron, sin olvidar sus destinos, muy diferentes. El libro también promete explicar cómo su relación se vio afectada por sus respectivos matrimonios con Kate Middleton y Meghan Markle.

A lo largo de su investigación, Robert Lacey afirma que le sorprendió algo de lo que descubrió. “Me sorprendí y algunas veces me conmoví hasta las lágrimas por los detalles que descubrí mientras investigaba esta historia de conflicto familiar. Fue emocionante y doloroso rastrear su tragedia a través de los recuerdos de testigos cercanos “, dice en el comunicado de prensa. Lacey fue un consultor histórico para la serie The Crown, de Netflix. También es autor de Majesty (1977), un libro sobre la reina Isabel II. El nuevo texto también arrojará luz sobre el estado de la monarquía inglesa. “Estos dos hermanos, una vez inseparables y ahora divididos, han expuesto contradicciones que se remontan a su infancia, e incluso más allá: al matrimonio perdido de sus padres”, dice el autor. Ha habido conflictos entre herederos en cada generación de la familia real, pero nada tan profundo como este“. Por lo tanto, el libro cubrirá un período que abarca desde los eventos que preceden el nacimiento de los dos hermanos hasta el reciente Megxit. También investigará las razones por las que los duques de Sussex decidieron distanciarse de la familia real y se mudaron a Los Ángeles con su hijo Archie.

El libro llegará dos meses después de que se publique Finding Freedom: Harry, Meghan and the Making of a Modern Royal Family Finding que no es una biografía oficial aunque la pareja ha trabajado con los autores, los periodistas Omid Scobie y Carolyn Durand, quienes se han entrevistado con más de 100 personas próximas a la familia real que han dado información para la elaboración del libro. En la publicación, que está prevista para el 11 de agosto, se muestra a Enrique y Meghan de manera positiva, como una pareja moderna que intenta vivir en libertad y de acuerdo con su tiempo. Como ha confirmado Omid Scobie, su trabajo “por primera vez va más allá de los titulares y descubrirá la verdadera historia del príncipe y Meghan”. El periodista, que siente gran simpatía por la duquesa, se ha ganado el calificativo de “portavoz” de Meghan junto a Carolyn Durand, que lleva 15 años cubriendo información de la realeza.

Según ha trascendido, Guillermo aparece en el libro “como un chico malo” durante las llamadas “conversaciones sobre el Megxit” en Sandringham en las que se establecieron los términos de la salida de los Sussex de la familia real: una reunión convocada por Isabel II en la que además de Enrique participaron Carlos de Inglaterra y el príncipe Guillermo. Las conversaciones dieron como resultado que Enrique y Meghan fueran invitados a abandonar sus títulos de altezas reales antes de que se mudaran a Canadá y a Los Ángeles. Los Sussex describieron sus planes para ser financieramente independientes y obtener sus propios ingresos. Fuentes reales han dicho que Guillermo fue el más duro en la negociación: “Este tipo de disputa familiar no debería ser pública. El texto podría ser lo más perjudicial para la familia real desde la entrevista de la princesa Diana en el programa de televisión Panorama con Martin Bashir”. El Palacio de Kensington ha dicho que no hará comentarios sobre el libro.

La duquesa de Sussex quiere que los lectores entiendan que su vida “no ha sido un cuento de hadas”, que vean “la persona genuina que es” y “destruir esta imagen de ser una diva exigente”, agregó la fuente. “Creo que [Meghan] quiere que la gente sienta pena por ella, o al menos tenga compasión por ella y por todo lo que ha pasado, que ha sido todo menos un cuento de hadas”.

En las últimas semanas ha trascendido que los hermanos han recuperado el contacto telefónico a raíz de que el príncipe Carlos cayera enfermo de covid-19.

Más información

Lo más visto en...

Top 50