_
_
_
_
_

Taylor Swift gana la batalla a Kanye West y Kim Kardashian

Sale a la luz un vídeo que demuestra que la cantante no dio su consentimiento al rapero para que la llamara “zorra” en una de sus canciones

Taylor Swift y Kanye West.
Taylor Swift y Kanye West.gtresonline / cordonpress

Más de diez años son los que llevan enfrentados Kanye West y Taylor Swift. El punto más crítico de esta enemistad se produjo cuando el rapero publicó en 2016 la canción Famous. En ella calificaba a la cantante de “zorra” y él y su esposa, Kim Kardashian, aseguraron que contaban con el beneplácito de la artista para referirse a ella de tal modo. De hecho, la empresaria llegó a publicar en la red social Snapchat un vídeo con la supuesta conversación. Swift siempre lo ha negado, ha recibido numerosas críticas por poner en duda la palabra del rapero e incluso Kardashian la insultó llamándola “serpiente”. Ahora resulta que dicha “serpiente” tenía razón y que West se ha convertido en el malo de la película.

El pasado viernes se publicó en redes sociales la conversación íntegra entre ambos artistas y en ningún momento Swift da su consentimiento para que la llame “zorra”. Ni siquiera el rapero se lo llegó a mencionar. West simplemente le advirtió de que el siguiente verso podría ofenderla: “Siento que Swift me podría deber sexo”. Pero la cantante no se lo tomó a mal y agradeció que no fuese peyorativo: “¡Oh, Dios mío! Necesito pensarlo, porque ya sabes que cuando escuchas algo por primera vez necesitas pensarlo. Pero es una locura absoluta. Me alegro de que no sea despectivo. No lo siento como despectivo. Pero, Dios mío, la expectación que has creado. Pensaba que iba a ser algo como: ‘Esta zorra tonta y estúpida’. Pero no lo es”.

La canción finalmente decía: “Siento que Taylor y yo todavía podríamos acostarnos / ¿Por qué? / Porque yo hice famosa a esa zorra”. El videoclip llegó a ser incluso más polémico al aparecer figuras hiperrealistas de Swift y otras celebridades desnudas durmiendo juntas. Desde entonces la guerra entre ambos se intensificó. Un representante de la artista negó la versión de West y aseguró que este intentó que Swift promocionara el tema en su cuenta de Twitter. Ella se negó y además le advirtió de que no sacaría una canción con un mensaje “misógino”.

La aversión a las mujeres fue la estrategia que Swift utilizó entonces para hacer frente a su oponente. "Quiero decir a todas las mujeres jóvenes: habrá gente en el camino que tratará de despreciar vuestro éxito o llevarse el crédito por vuestros logros o vuestra fama. Pero si te centras en el trabajo y no dejas que esa gente te confunda, algún día llegarás a tu destino, mirarás a tu alrededor y sabrás que fuiste tú y la gente que te quiere los que te pusieron aquí arriba. Y será el mejor sentimiento del mundo”, dijo la cantante en la gala de los Grammy de 2016 tras conseguir el mejor disco del año; el segundo en su carrera. Un claro mensaje a West que, aunque no estuvo presente en la ceremonia, fue la comidilla de la noche.

Ese mismo año, el rapero confesó que interrumpir a Taylor Swift durante sus agradecimientos en la entrega de premios VMA de 2009 —en referencia al inicio del conflicto entre ambas estrellas— supuso para él “el principio del final de su vida”. En aquella gala la cantante, que entonces tenía 19 años, ganó el premio al mejor videoclip femenino por su canción You belong to me, pero West decidió subirse al escenario para interrumpir su discurso de agradecimiento, arrebatarle el micrófono y reivindicar que el galardón debería haber sido para Beyoncé por Single ladies. Una broma que no hizo nada de gracia.

En 2017, Swift le dedicó al rapero y a su esposa una canción, como es habitual en la artista, que en sus letras a menudo se refiere a sus exparejas, como Calvin Harris, Tom Hiddleston o Harry Styles. En Look What You Made Me Do la artista canta: “La vieja Taylor no puede ponerse al teléfono ahora mismo / ¿Por qué? / Porque ella está muerta”. Tampoco es casualidad que en el videoclip y en la foto de presentación del sencillo apareciera una serpiente, el reptil con el que Kim Kardashian se refería a ella y cuyo emoji emplearon los fans del matrimonio para invadir los comentarios de la cuenta de Instagram de Swift.

En ese mismo tema, la cantante advertía al rapero de que ella no era la única amiga que había perdido al mencionar también la disputa que el marido de Kim Kardashian tuvo con Jay-Z. West interrumpió uno de sus conciertos para despotricar del también rapero y su esposa, Beyoncé, delante de más de 13.000 espectadores, además de acusar Tidal, la plataforma de música en streaming propiedad de Jay-Z, de deberle tres millones de dólares. "Pero no soy el único amigo que has perdido últimamente / mmm / si no fueras tan turbio”, cantó Swift sobre la tensa relación entre ambos raperos.

También hubo versos dedicados a Katy Perry en Look What You Made Me Do. Las dos cantantes se querían y alababan el trabajo de la otra. Hasta que Perry comenzó a salir con el ex de Swift, John Mayer, en 2012. La batalla cobró más fuerza cuando la intérprete de Roar se acercó a una de las bailarinas de Swift para decirle que abandonara el equipo de la cantante y se uniera al suyo. “Cuando me enteré me quedé sorprendida. No se trata de un chico, tiene que ver con negocios. Ella básicamente trató de sabotear mi gira”, contó Swift a la revista Rolling Stone. El día después de que se publicara la entrevista, Perry publicó un tuit: “Cuidado con Regina George [haciendo un guiño a la película Chicas malas] que se esconde tras ropa de oveja”.

Ahora las dos artistas aseguran llevarse bien. Decidieron enterrar el hacha de guerra en 2018 y al año siguiente Perry apareció en el videoclip de Swift You Need to Calm Dow, en el que aparecen otras celebridades como Ryan Reynolds y Ellen Degeneres. Swift también se reconcilió con Demi Lovato tras 10 años sin hablarse. Su rivalidad comenzó cuando Swift inició una relación de amistad más estrecha con Selena Gomez, la mejor amiga desde la infancia de Lovato. Pero ya las aguas están más calmadas.

Mientras que Swift intenta reconciliarse con algunos de sus enemigos —Kanye West también tiene los suyos— hacer las paces con el rapero y su esposa, o al menos firmar una tregua, no parece encontrarse entre sus planes. Tras salir a la luz el vídeo completo de la conversación con West, la artista ha dado a me gusta a varias publicaciones de Tumblr de admiradores que le han mostrado su apoyo tras los recientes acontecimientos. El matrimonio West-Kardashian ha preferido callar durante los primeros días, pero este martes la empresaria ha publicado varios tuits para desmentir nuevamente la versión de Swift. “Kanye ha documentado la realización de todos sus álbumes para su archivo personal. Sin embargo, nunca lo ha hecho para el consumo público. Y la llamada entre los dos habría permanecido en privado o habría ido a la basura si ella no hubiera mentido y me obligó a defenderlo”, justifica Kardashian, que añade sobre la grabación: “Nunca edité el vídeo (otra mentira): solo publiqué algunos clips en Snapchat para dar mi punto de vista y el vídeo completo que se filtró recientemente no cambia la historia”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_